Monday, May 07, 2007

Quiero más


Que el día dure más, quiero hacer tantas cosas y no me alcanzan las horas. Las madres necesitaríamos tiempo extra.
Tengo tanto por leer..., quiero ir a la Feria del libro, una vez sola, una vez con Ale, también quisiera llevarlo a Andrés.
Dedicarme más a mi cuerpo, encontrarme más con mis amigas, ir al cine más seguido, caminar sin tiempo limitado, sentarme dos horas a escribir en un bar, dormir la siesta sin parar..., irme un fin de semana entero sola con Alejandro sin extrañarlos a ellos.

Me gustaría ir a la peluquería, hacerme las manos todas las semanas. Nunca (ni cuando era jóven y me iba a bailar toda la noche y llegaba y sin dormir me iba a trabajar al shopping), dejé toda mi ropa acumulada sin ordenar, ahora muchas veces me voy y queda mi placard cerrado y muuuy desordenado.
Los hijos te cambian la vida, te aportan tanto y también resultan tan exigentes.

Graciela dice algo que me parece muy claro y acertado, como tantas de las cosas que ella dice:
Los hijos son todo para una pero no llenan todo en la vida de una.

Claro, los amamos sobretodas las cosas, seríamos capaces de todo por ellos pero igual tenemos otros deseos, inquietudes y necesidades. También por suerte para nuestros hijos queremos más, sería terrible para ellos tener que quedar pegados a ser todo para sus padres.

1 comment:

  1. Me emociono,me pasa lo mismo!yo tambien quiero hacerme las manos! algo que antes (cuando trabajaba en el shopping)ni me interesaba.Creo que con el deseo cumplido de tener hijos se me vinieron un aluvion de otros deseos
    que antes no existian.
    Que lindo no estar sola...

    ReplyDelete