Monday, May 28, 2007

El germen del crecimiento


El germen del crecimiento es la transformación permanente que requiere.
Crecer es transformarse todo el tiempo. Esto que se ve tan claro en los primeros momentos de la vida: de embrión a feto, de feto a bebe, de bebe a nene. Y en los nenes que van a mil con sus cambios y sus logros permanentes.

¿Cómo hacer para seguir creciendo concientizando que crecer es estar abierto a la transformación de uno mismo y de todo lo que nos rodea, poniéndonos a la altura del movimiento natural de las cosas?

Esta idea rompe con las posturas conservadoras de tanta gente que le teme a los cambios y que ven amenazas en lo nuevo que aparece todo el tiempo.
¿De qué se defienden?. Es que cambiar y transformarse, aunque suena lindo y bueno, también dá mucho miedo. Es empezar a vivir de vuelta todo el tiempo.

Los mecanismos que se basan en ponerse en contra de las modificaciones, de las nuevas cosas, en confrontarse automáticamente con lo distinto, sirven para defenderse del paso del tiempo, de la muerte, de entrar en contacto con que el final siempre llega.

Aceptar la transformación es aceptar que las cosas se terminan todo el tiempo, es darse cuenta de que la única posibilidad de vivir integramente es animándose a volver a empezar cada vez que la vida lo requiera.

4 comments:

  1. Hace falta entrenamiento para poder respirar la vida así; obviamente vale la pena el esfuerzo.
    Pd: me encanta el blog, tiene como un halo permanente que me hace pensar en las cosas que me hacen bien.

    ReplyDelete
  2. María3:01 PM

    Me encanta el blog!!
    Llegué por el comentario de Alejandro sobre "duérmete niño", experiencia nefasta (la de leerlo e intentar hacerle caso)que supe concebir hace justito 10 años, primeriza y ávida de información sobre bbs.
    La cosa es que me enganché muchísimo con todo lo que escribís. Ni hablar, cuando lo encontré al flaco Spinetta y ese relato en el bar escuchando "Muchacha". Me pasó lo mismo, pero tomando mate solita en mi cocina a las 7, y con "Todas las hojas son del viento" (¿se llamará así la canción?).
    Muy enriquecedora, esta última entrada.

    ReplyDelete
  3. Requiere mucho esfuerzo aprender a vivir con esa mentalidad, y la verdad es que vale la pena. Antes que eso, hay que aprender a vencer los miedos paralizantes, que nunca faltan porque somos humanos.


    Saludos

    ReplyDelete
  4. Así también siento que es, Ximena!

    Hace poquito, bailando, de repente me bajó lo mismo: para hacer un nuevo movimiento, necesariamente hay que dejar morir/soltar/transformar otro...

    Me encanta el blog...! Un beso grande!

    ReplyDelete