Thursday, May 10, 2007

Las tareas de los chicos



En general los adultos pensamos en el gran trabajo que es para nosotros criar hijos. Muchas veces yo pienso que para los chiquitos crecer también es un laburo inmenso. ¿Estamos atentos a todo lo que ellos tienen que hacer?.

Nosotros como padres debemos educarlos para que sean personas de bien, felices, adaptadas a la sociedad en la que les toca vivir, productivos, sanos y todas las mejores cosas que les deseamos. Pero no tenemos que olvidarnos que la tarea de ellos también es muy ardua. Ellos tienen que descubrir el mundo, lograr autonomía, tolerar que nos necesitan mucho pero también animarse a sentir que pueden sin nosotros, afirmar su identidad, descubrir sus gustos, deseos y valores, ser ellos mismos, elegir todo lo que en la vida hay que elegir para vivir plenamente.

Cuando Andrés empezó el jardín tuvimos que hacer un tiempo de adaptación, o sea quedarnos su papá o yo mientras él iba tomando confianza con sus maestros, compañeros, etc. Uno de esos días me fui a leer a la biblioteca del colegio y presencié una escena de chicos de primaria que en un recreo iban ahí a intercambiar figuritas. Me impactó todo lo que les sucedía mientras que ellos simplemente transitaban su recreo. Estaba la chica con la que todos querían cambiar porque ella tenía las figus más lindas, el que claramente se sentía afuera y apelaba a todos sus recursos para hacerse notar, la que le decía a otro que si no le cambiaba a ella entonces su amiga no le iba a cambiar a él, el que miraba un poco de afuera no animándose a proponer nada, pasaban tantas cosas en ese intercambio, impresionante.

Me ponía en el lugar de esos chicos y experimentaba todo tipo de sensaciones muy fuertes. Pensaba cuánto se juega en el armado de la personalidad de un niño cuando va al colegio. Durante días seguí sintiendo cosas al respecto. Siempre me pregunto ¿saben los maestros cuando dan clase, a cuántas cosas más que a aprender van los chicos a la escuela?, ¿están en sintonía con ellos cuando vuelven del recreo al aula, con todo lo que pueden haber vivido y sentido?, ¿tienen en cuenta los docentes ese mundo interno infantil que está en pleno despliegue y para el que todo es intenso y nuevo?. Ojalá que sí.

1 comment:

  1. Ximena: Lo que decis me parece muy importante, ojala todos los maestros pudieran captarlo. En esos juegos infantiles donde está: el timido, el canchero, la linda y todo esos esteriotipos se va definiendo el futuro hombre, jugar a la figuritas no es solo jugar a las figuritas, es aprender a relacionarse.

    Me encanta la manera que tenes de encarar la crianza, este blog es bueno para futuros padres.

    Saludos.

    ReplyDelete