Saturday, June 23, 2007

"EL NIÑO FELIZ"

Es el título de un libro de Dorothy Corkille Briggs.

Tiene ideas interesantes para pensar el trato que le damos a los chicos, además de que el tono del libro es ameno, claro y con conceptos muy bien definidos.

Habla de: autoestima, clima psicológico, existencias significativas, crecimiento positivo, persona de funcionamiento pleno, y unos cuantos más.

Algunas citas:

"En nuestra condición de padres, debemos tener presente que el reflejo de sí mismos que damos a nuestros hijos tiene poderosos efectos sobre la zona de crecimiento de su sentido de sí mismos"

"El niño que posee respeto por sí mismo está predispuesto a transformarse en miembro constructivo de la sociedad"

"La clave de la paz interior y la vida feliz, es la alta autoestima, por cuanto ella se encuentra detrás de toda relación exitosa con los demás"

"Las máscaras se emplean para ocultar un "yo sin valor""

"Toda situación vital que hace que el individuo se sienta personalmente más valioso - o sea, que confirma su valor como persona única - estimula la elevación de la autoestima"

"Los niños ponen rara vez en tela de juicio nuestras expectativas; en cambio, dudan de su propia aptitud personal"

"Cuanto más satisfecho se siente uno como persona, menos utiliza a sus hijos como cubierta protectora"



Ella plantea que los dos factores esenciales de transmisión de amor a los niños son dos:

- el encuentro verdadero (atención concentrada, estar por completo)

y la

- seguridad psicológica

2 comments:

  1. María1:28 PM

    Hola, Xime. A proposito del libro que recomendas, me gustaría contarte que hay un libro muy interesante de la psicoanalista Adriana Tettamanti que se llama Madre- hijo, secretos de un vinculo.
    La autora trabaja con muchos ejemplos y situaciones que recogió de encuentros reales realizados con madres y propone una apuesta materna basada en la concavidad, en la posibilidad de ofrecer recursos a eso niño que formamos y al que tallamos con la interacción cotidiana.
    Algo muy positivo es que se mete también con las dificultades del rol, los miedos y las limitaciones y diferencia la capacidad de entrega plena, de convertirnos en una madre "surtidor". Y dice por ejemplo que el espacio propio es vital para el vinculo con nuestro hijo porque recuperamos nuestro cuerpo, nuestra mente, creatividad, imaginación y provee un modelo vincular sano que el bebe aprendeherá: separarnos para reencontrarnos, perdernos para recuperarnos, extrañarnos para desearnos.
    Sus ejemplos permiten visualizar la diferencia que se presenta en la resolución de conflictos si se realizan desde el lugar del tedio o desde el lugar del amor.
    Saludos
    María

    ReplyDelete
  2. ¡Muchas Gracias María, buenísimos tus aportes!.

    ReplyDelete