Tuesday, July 17, 2007

Lentitud y asociaciones libres

Me encantó el libro "Elogio a la lentitud" de Carl Honoré porque su propuesta es muy interesante y es para tener en cuenta si uno quiere seguir viviendo cada vez mejor,

pero además porque tiene un rasgo importantísimo para mi gusto: presenta sus ideas y teorías sin criticar o menospreciar otras posiciones.

Ya en la facultad cuando estudiaba me caía re mal que para validar una teoría empezaran criticando y desvalorizando otra.

"Si tenés algo que decir decilo sin tener que destruír otra cosa" (digo yo)

En la Introducción plantea:

"debo dejar una cosa clara: este libro no es una declaración de guerra a la velocidad, ya que ésta ha ayudado a rehacer el mundo de manera extraordinaria y liberadora. ¿Quién quiere vivir sin Internet o los vuelos en reactor? El problema estriba en que nuestro amor a la velocidad, nuestra obsesión por hacer más y más en cada vez menos tiempo, ha llegado demasiado lejos"

Se me ocurre que la necesidad de ir siempre más rápido está muy ligada a la ansiedad, y como casi todos sabemos, la ansiedad no es otra cosa que una forma de manifestación de la angustia. Parar un poco, detenerse, es encontrarse con todo lo que no vemos cuando vivimos apurados.

Sigo con las citas:

"Cuando aceleras cosas que no deberían acelerarse, cuando olvidas cómo ir más lentamente, tienes que pagar un precio"

"A menudo realizar una tarea con lentitud produce unos resultados más rápidos"

"La filosofía de la lentitud podría resumirse en una sola palabra: equilibrio"


El equilibrio: ese estado tan necesario, deseado, buscado y tan difícil a veces de encontrar.

Hace unos cuantos años estaba yo muy ansiosa esperando cosas que no se concretaban y Alejandro en una carta me escribió:

"TENER PACIENCIA NO ES RENUNCIAR NI CLAUDICAR,
ES LLEVAR EL RITMO DE LAS COSAS"

¡qué frase sabia pensé!

Sabios son los entendidos en el arte de vivir.

A esperar se aprende.

Yo adolescente sentía eso de "no sé lo que quiero pero lo quiero ya" y "el que espera desespera"

y con tiempo y vivencias fui pasando de la desesperación a la esperanza.

En mi terapia con Raquel aprendí a esperar, ella me decía "bueno, esto es algo que vamos a tener que seguir pensando porque ..., ...", y sus razones eran buenas y aunque algo en mi se revelaba contra la propuesta, había otra parte mia que respiraba hondo y se daba cuenta de que la espera tenía sentido, y yo me quedaba procesando y esperando, reflexionando y entendiendo, pudiendo vivir estando más en mi. ¡Gracias Raquel!

Mi amiga Meri en esa época usaba un dicho sufí: "Cuando más lo necesites y menos lo esperes: llegará"
A ella su abuelita le decía: "todo llega" y ella me lo dijo a mi cuando estando yo en Londres extrañaba tanto, tanto, todo. Me hizo re bien.

Aprender a esperar es cosa de grandes pero hay que ir enseñándoselo a los chicos, de a poquito, lentamente.

ALIARSE CON LOS PROCESOS, CON LOS PASOS POR DAR, CON EL TRANSITAR

VAMOS VIENDO - VAMOS VIENDO - VAMOS VIENDO


Otra cita:

"Librar a la próxima generación del culto a la velocidad significa reinventar toda nuestra filosofía de la infancia, ...
Más libertad y fluidez de la educación, más hincapié en el aprendizaje como placer, más espacio para el juego desestructurado, menos obsesión por el aprovechamiento máximo del tiempo, menos presión para que los pequeños imiten las costumbres de los adultos..."

14 comments:

  1. Maura9:21 AM

    hace un montón que lo quiero comprar y por una cosa u otra no lo hago... me lo prestás?

    ReplyDelete
  2. Sí, como no, creo que te va a venir especialmente bien

    ReplyDelete
  3. me necanto tu post.aprender a captar el ritmo de las cosas me ayudo especialmente a focalizar la energia en lo que realmente quiero que pase y dejar de dar manotazos de ahogado agarrando lo que venga, por creer que lo otro nunca vendra.
    ceci

    ReplyDelete
  4. ¡¡muy bueno lo tuyo ceci!!

    ReplyDelete
  5. Lo leí ese libro, me gusto mucho, y me deja pensando:

    Yo sé que la espera me duele, pero también sé que me va a hacer madurar y eso es bueno. La ansiedad es algo contra lo que tengo que pelear día a día, a veces gano otras pierdo, pero siempre le doy batalla.

    Quisiera poder disfrutar más de la vida, me cuesta mucho, sé que lo estoy logrando, pero me cuesta tanto que me bajoneo, pero siempre me levanto como " El ave fenix", cuenta sabiduría hay en la mitología.

    No importa, está todo bien, tengos buenos amigos que me quieren, y pasamos hermosos momentos, vale la pena vivir. Es inevitable sentir lo que se tenga que sentir, no me puedo engañar, de esto se trata vivir.

    Sí, creo que Maura ese libro le va a venir muy bien, a ella le falta andar más tranquila por la vida.

    Besos

    ReplyDelete
  6. ¡Qué bueno Santiago siempre luchador!, te mando un beso

    ReplyDelete
  7. Me gusta mucho más la lentitud que la velocidad, porque permite apreciar mejor la belleza del movimiento.
    Y también me gusta la crítica. No, en cambio, la desvalorización: si algo no tiene valor para mí, sencillamente no me ocupo de eso. Se puede crecer desde el mejoramiento de lo bueno, y eso es crítica.

    ReplyDelete
  8. Anonymous2:07 PM

    justamente mi gran problema : la paciencia.
    quiero todo ya, a veces hasta me olvido de que estoy buscando o con que objetivo hago las cosas, y eso me genera demasicdo estress quiero leer este libro.

    ReplyDelete
  9. Anonymus, el libro te puede ayudar, aliarse con la paciencia puede ser muy positivo, dale leelo.

    ReplyDelete
  10. Anonymous7:10 AM

    Leo
    Tipico libro de mujeres. Pero bueno si les gusta lento asi será, nuestra mision es complacerlas.....

    ReplyDelete
  11. Leo me gustó tu coment, es medio mala onda con buena intención y gracioso, además me encanta la idea de "libro para mujeres". Gracias por pasar.

    ReplyDelete
  12. Anonymous10:40 AM

    "...Ya en la facultad cuando estudiaba me caía re mal que para validar una teoría empezaran criticando y desvalorizando otra..." indirectamente estas dando a entender que criticas a las teorias que empiezan criticando... jaja, mas alla de esto, lo digo para notar que lo de la paciencia es algo relativo. En si mismo seguir el ritmo a las cosas no implica tener paciencia. Sino mas bien, tener paciencia es con respecto a la ansiedad que uno tenga con respecto a las cosas. Para ser mas claro: si planto un arbol y lo observo crecer durante 20 años, puedo decir que tuve paciencia?. Creo que es interesante darse cuenta que la cuestion esta en las expectativas mas o menos realistas que uno tenga sobre el ritmo de las cosas de la realidad.

    ReplyDelete
  13. Anonymous10:41 AM

    Te recomiendo: "Aprender de oriente lo lento, lo callado y lo cotidiano" . No tiene desperdicio.

    Editorial Serendipity.
    De un filosofo español que hace un viaje por el japon.

    saludos
    andres

    ReplyDelete
  14. Gracias Andres por la recomendación, me re interesa. Es lindo que la gente aporte.

    ReplyDelete