Wednesday, November 28, 2007

algunos cierres

La semana pasada fue la presentación del libro "Hijos sin dios", estuvo re linda, mucha gente querida, amigos, familia, acompañantes de vida,

hubo alegría, reflexión, buenas ondas, paz y amor,

Gracias a todos....

(Los que nos acompañan en la foto son Julián Gallo y Andrea Majul, quienes amorosamente hablaron de nuestro libro)

Anoche me sentía muuy cansada y abatida, tuve dos situaciones difíciles con los chicos, uno se sintió perdido en la plaza y se angustió un montón, el otro se dió un golpazo en la cabeza y lloró tanto que me impresionó. Cuando ellos se durmieron me acosté en mi cama y me puse a mirar un poco el libro, me hizo bien releer el capítulo de cierre que escribí. Pensé en mi blog medio abandonado y se me ocurrió que sería lindo copiarlo acá, donde elaboro y comparto tantas cosas.

Después llegó Ale, me hizo una comidita y me fuí a dormir, "mañana será otro día" decía mi abuela los días difíciles y asi es, hoy no es ayer y acá estoy con ellos dando vueltas mientras intento escribir un poco.


Estos tiempos de fin de año nos agarran a todos cansados y son exigentes en general, con cierres, compromisos, despedidas, balances y demás. También son luminosos, con aires de expectativa por el descanso que se viene, el corte de rutinas, las ansias de nuevos comienzos. Me encantan las épocas de fiestas, tiempos libres y deseos renovados.

Volviendo al libro, copio el capítulo:

Cierre de Ximena

Propuesta Final: Un desafío con intención

A todas las parejas que ahora son madres y padres entregados al arte de criar hijos en libertad, dándoles el lugar de personas sabias y sensibles desde el primer momento, con todas las exigencias que esto trae, quiero proponerles que pongamos la intención en no perdernos como parejas amorosas y amantes. Esto también es parte de lo que queremos transmitirles a nuestros hijos, enseñémosles a defender los amores sobre todas las cosas.

Con la llegada de los hijos la desestructuración que sufrimos las parejas es enorme. Se corren grandes riesgos de dejar en el camino lo que hizo que llegáramos a querer armar una familia. Hay que pensarlo casi como un trabajo más: tenemos que cuidar nuestras parejas, armar estrategias y pedir ayudas para no quedar estancados en una relación gastada por los nuevos requerimientos que los chiCos traen.

Otra cosa: es fundamental prepararse para recibir a los hijos cuando están en camino. Los trabajos de reflexión y preparación física durante el embarazo son muy contenedores en esos momentos de tanta expectativa.

El tiempo del puerperio nos sumerge en una dimensión intensa y desconocida, nos desorganiza el sistema de vida que teníamos hasta ahora lo cual asusta, intranquiliza y muchas veces se hace difícil de transitar.

Las épocas de crianza requieren preparación, reflexión, lecturas, posibilidades de compartir las experiencias propias con las de otros, es decir, espacios de elaboración de todo lo que surge y sucede con la llegada de los hijos. La calidad de vida que se logra estando más capacitado para atravesar ciertas vivencias es mucho mayor que la que se tiene creyendo que podemos ser eficientes, comprensivos, amorosos y tolerantes porque asi debe ser o porque creemos que la espontaneidad es suficiente. No lo es. Es necesario darse cuenta de que no sabemos ser padres y madres, que lo vamos aprendiendo en la medida que lo experimentamos, que es lógico que nos desbordemos, nos angustiemos, enojemos y pelemos, ya que estamos creando la obra más importante de nuestras vidas: en esos momentos las pasiones se desatan y pueden generar potentes terremotos. Procesar, pensar, entender, conectarse y elaborar todo lo que trae el nacimiento y crecimiento de los hijos puede hacer de la crianza una experiencia expansiva alucinante.

Es un desafío de nuestra época ser padres y madres conectados sensualmente con la vida, con el presente, con las pequeñas cosas que nos dan sentido, y enseñarles a nuestros hijos a vivir en esta frecuencia. Es lo que nos va a permitir evolucionar como sociedad y construir un mundo mejor, en el que todos seamos responsables de nosotros mismos y capaces de defender como valor principal el amor guiándonos en cada decisión que tomemos.

Cierro este libro con la satisfacción que da la sensación de proyecto cumplido. Con el sueño hecho realidad de haber escrito un libro juntos, con Alejandro, y que la experiencia haya sido tan enriquecedora. Con el bienestar y la tranquilidad que siento frente a las preguntas e inquietudes de mi hijo Andrés en pleno despliegue de sus primeros cuestionamientos existenciales, muchos potenciados por el nacimiento de su hermano Bruno. Me encuentro feliz de poder acompañar a mis hijos en estos procesos sintiéndome interesada, preparada y deseosa de recibirlos, otro sueño hecho realidad.

La escritura de este libro me trajo muchas cosas buenas, lo termino conmovida, agradecida a la vida y haciendo todo lo posible por no perderme ni un poquito del disfrute que trae. Estoy muy entusiasmada con el universo que se me abrió a partir de la llegada de mis hijos a este mundo, en el que encontré el sentido existencial que siempre busqué, un sentido que surgió al ver a los chicos como el material precioso que son. Encuentro una misión en trabajar para que muchos puedan registrar cuánto tenemos en nuestras manos cuando criamos hijos, qué responsabilidad asumimos si lo tomamos como la gran tarea que es. Siento el deseo de ayudar y acompañar a padres y madres en tiempos tan intensos y trascendentales, me interesa aportar desde este comienzo el cambio social que siento que estamos necesitando: personas adultas amorosas, a cargo de si mismas, en sintonía con sus emociones y a favor de la vida tal cual es.

6 comments:

  1. Cris M5:42 PM

    Que bueno Xime! Es muy intenso lo que decis y transmitis en este texto. Aun no tengo hijos, pero si es una pregunta que me hago constantemente es si estamos preparados... quizas ya ni pensando en las preguntas "tradicionales" como el techo, la estabilidad economica, etc; ahora me pregunto si estamos preparados para la crianza. Gracias como siempre por el aporte; gracias por compartir que en definitiva es lo que enriquece! Besos!

    ReplyDelete
  2. Marcela4:38 AM

    XIMENA...CONVENCIDA DE QUE NO EXISTEN LAS CASUALIDADES ,DI CON TU BLOG HACE UN TIEMPITO Y LA VERDAD ME RECONFORTA EL ALMA TODO LO QUE DECIS,SIEMPRE SENTI DESDE QUE NACIERON MI DANTE Y MI TOMAS QUE ESTABA EN ESTE MUNDO PARA MUCHAS COSAS ,ALGUNAS TODAVIA LAS SIGO DESCUBRIENDO,PERO LA MAS IMPORTANTE LA ENTREGA QUE SIENTO HACIA ELLOS ,AMOR PURO,MIRARLOS CRECER DIA A DIA ES LO MAS!!!
    QUE CIERTO ES LO DE LA DESESTRUCTURACION QUE SUFRE LA PAREJA CON LA LLEGADA DE LOS NIÑOS...SERA QUE ALGO DESDE ANTES NO ANDABA BIEN...QUIEN SABE,.
    PERSONALMENTE ESTOY EN PLENO TRABAJO INTERIOR ,MUY MOVILIZADA POR EL VERTIGO DE EMOCIONES EN QUE VIVO,INTENTANDO PONER ORDEN DONDE HAGA FALTA,Y PALABRAS A LO QUE SIENTO...LO LOGRARE? GRACIAS GRACIAS POR ABRIR DE ESTE MODO TU CUORE ,PURA VIDA.SALUD!

    ReplyDelete
  3. Xime! qué bueno está el blog! yo también estoy a mil por estos días y me encontré re lindos posts.
    TENGO "HIJOS SIN DIOS" EN MIS MANOS!! Lo empecé y me encanta. Me parece brillante que se hayan animado a escribir sobre este tema. ¡Los ateos también existimos, caramba!
    Te felicito por el bebito con las semanas de embarazo que pudiste ponerle al blog, me hubiera encantado tener algo así! Y de las ecos, qué puedo decirteee... Es el momento perfecto para entrar en contacto directo con esa realidad que sucede en tu cuerpo. Es tan mágico poder verlos!!
    Un besote y mucho ánimo para esos días que no son "lo más" y que todas tenemos!
    meri.

    ReplyDelete
  4. ¡qué lindas cosas me dicen chicas, muchas gracias!

    ReplyDelete
  5. Colen8:48 AM

    Colen dijo:
    Cuando leí en el Suplemento Cultural del Río Negro “Hijos sin Religión” quedé un tanto absorto. Me dije lo guardaré para el domingo que estoy más tranquilo y lo deglutiré. Las cosas no ocurren por que sí, dice una de tus comentadoras y yo creo que es así…
    Esta mañana de domingo cruce exultante a lo de Gabi (Profe de historia) que estaba en su jardín y le comente un tanto emocionado el artículo. Le dije: “son como ‘intuiciones anticipatorias’ las que he tenido”.
    Ximena: gracias a vos y a tu compañero por la sensibilidad para responder a la demanda de los nuevos tiempos que vivimos y sobre todo por los tiempos que vendrán. Éstos - del devenir - exigirán como nunca antes amplitud de pensamiento y el libro de ustedes ya está jugando su papel. Jugará su mejor papel en el futuro porque si bien las ciencias emanciparon el pensamiento de la pesada carga que jugó y juega la religión (hay que decirlo porque así ha sido y así es) nos dejan huérfanos en el plano existencial, que debe ser un plano que el saber junto al creer debe abordar.
    Mi Blog se llama: www.elcielodelosateos.blogspot.com
    Y surgió del deseo enamorado de construir un cielo para aquellos que no tenemos religión. Era la 'religión' que le proponía al amor de mi vida construir.

    ReplyDelete
  6. Cronopia5:59 PM

    Ximena, te cuento que descubri tu blog gracias al libro, cuando vi el titulo del libro en la libreria no pude evitar comprarlo, y ya lei la mitad, y me encanta, quisiera ya terminarlo pero como tambien soy madre de una niña de 17 meses mi tiempo no abunda como quisiera para hacer todo lo que quiero.
    Solo queria transmitirte que me siento identificada con muchas cosas que escribis en tu blog y muchas otras que escribis me estan ayudando un monton en mi ardua tarea de la maternidad, gracias a vos estoy tratando de disfrutar mas de la maravilla de ser madre, me facina el entusiasmo que transmitis cuando hablas de tus hijos, que por sierto son hermosos,no es que yo no me sienta entusiasmada pero me siento bastante agobiada, y el primer año de vida de mi nena nos costo mucho, muchisimo, a mi marido y a mi, pero de a poco estamos aprendiendo a disfrutar mas...bueno te diria tantas cosas mas... pero resumo, TE FELICITO POR EL BLOG, POR TUS HIJOS POR TU VIDA Y GRACIAS POR TRANSMITIR TANTO ENTUSIASMO.

    ReplyDelete