Thursday, February 26, 2009

"el del medio"

Ayer en una reunión de madres comenté mi preocupación por "el del medio",

como que ese lugar que le toco hace que yo, y dicen que también su papá, tengamos especiales miramientos con él,

al no ser el primero, que tuvo todo y más, y nos hizo padres concretando el mayor de los deseos...

y al no ser el chiquito que vino como un regalo del universo a ser el bebito más feliz del mundo...

¿Cómo hacer para que tenga su lugar, que su lugar esté bueno, que se sienta cómodo en él, que se sienta bien, que ocupe y que imponga?

Tengo una muy amiga que me dice que es el que más tiene de mi en definitiva.

Hoy a la mañana me llegaron dos mails con comentarios al respecto, con palabras que me gustaron mucho y me hicieron muy bien,

cito:

Graciela sabiamente dice:
"¿Cómo hacer para cuidar al del medio y no sobreprotegerlo y por lo tanto quitarle creatividad y autonomía?
Pensemos cómo ser el hijo del medio, amado pero que acepta su lugar y desde ahí desarrolla su mundo.


El lugar del medio es malo si lo padres se enganchan con el mayor por algo y con el menor porque es el bebito y lo dejan olvidado, sino, es el lugar que probablemente eligió para hacer su experiencia vital.

Los esfuerzos que corresponden a ese lugar son los que le darán la capacidad de encontrar sus necesidades y deseos"



Y Mari creativamente dice:

"estoy en el bar y me vino una imágen, en un sandwichito lo del medio es el contenido !!no ???


¡¡Qué bueno todo. Gracias divinas!!

Si alguien tiene algo más para aportar me va a ser de mucha ayuda.


12 comments:

  1. Hola Xime: siento que hay mucho creado alrededor de este hijo "del medio". Creo que el lugar de cada hijo es único mas allá del lugar que haya ocupado en la cronología de llegada. Cada uno sufrirá por ciertas cuestiones y disfrutará de privilegios especiales segun el lugar que va ocupando en el ideal familiar, en la constelación vincular. A mi se me hace que mientras circule amor hacia él, mirada, escucha..el lugar, es lo de menos..

    Besitos..
    Vero

    ReplyDelete
  2. no entiendo el rollo del del medio, ¿porque se hace esa diferencia?= esta el primero, el segundo, este es el del medio estando 3 chiquillos, esta el mas chico, o sea el primero es el mayor, el último es el menor ¿y esos no tienen sus rollos?¡ no se porque uno se enrrosca con estas convenciones, ya me parece que forman parte del folklore humano el ser el del medio, se ha formado una institucion alrededor de esta idea.
    saludos a todos.

    ReplyDelete
  3. MARCE4:04 AM

    XIME!
    ya el hecho de "pensarlos" siempre como lo hacés...ufff ES MUCHISIMO
    Y ES para ellos,para CADA UNOde los tres aunque aveces se hace difícil ver esto
    Tus tres estrellitas luminosas lo saben!!! O miráles las caritas sinó.
    LINDAAA!!!
    aunque no comente
    te leo siempre ,sabés?

    ReplyDelete
  4. Convengamos en que antes (cuando yo era chica, ahora tengo 31) a los niños no nos daban tanta bolilla como ahora.
    Yo soy la del medio, y para rematarla, quede en medio de vos varones. Con el mayor me llevo 14 meses, con el menor 6 años y medio.
    Nunca fue fácil, pero tampoco creo que como vos te dedicas a los 3 esa diferencia sea muy notoria (hablo por lo que leo, eh!).
    Para mi, los tuyo son dos grandes y un pequeño, no hay medio.

    Alguna vez el se manifestó desconforme o es solo tu punto de vista ?

    Saludos !

    ReplyDelete
  5. Como madre, no sé. Pero como hija, yo soy la mayor, y ya de grande (es decir sobre los 20 años) siempre sentí envidia por mi hermana del medio. Ella era la más independiente, la más autónoma, la menos atrapada en las telarañas famliares, la que portaba menos culpas y a la que le importaban menos "el que dirá" familiar. En cambio, yo como la mayor, siempre estaba tratando de agradar a los padres, de mediar entre mis padres y mis hermanas, y creo que me ha costado mucho salirme de los vínculos culposos que he construido entre mis padres y yo misma.
    Entonces, estoy de acuerdo con que puede que el del medio sea algo "olvidado" por los padres, pero ese olvido hace que esa persona desarrolle aspectos de autonomía que no tiene ni el mayor ni el menor. Y por otro lado, tambien hay que recordar que el del medio también fue el menor por algun tiempo, o sea algo de regaloneo exlusivo sí le tocó.
    Lorena

    ReplyDelete
  6. Yo creo que como vos decís siempre, cada uno con sus individualidades y con esa forma tan especial que tienen de ser únicos.Es maravilloso el laburo genetico y sociocultural (nuestro laburo tambien,claro)que moldea a nuestros chiquis y ver como "despuntan" sus caracteres y personalidades,eso me parece fantastico. Ser el del medio es solo un hecho. creo yo.
    Un abrazotee!

    ReplyDelete
  7. Xime
    Hola!
    No tengo tanto ese rollo sino que me doy cuenta que cuando alguno se va con un abuelo o está durmiendo los dos que quedan están más tranquilos...mi rollo entonces es "no se bancan ser tres hermanos?" como que se relajan al faltar alguno...
    Zafa un poco más el del medio mío creo que por ser varón, y se diferencia de la hermana mujer mayor...tratamos de enfatizar en que es el varón mayor...leo esto que decimos y también me da risa, de como uno trata de ir supliendo o compensando no?
    besos!

    ReplyDelete
  8. Hola!

    vuelvo a postear por acá...


    Vieras que el 13 de marzo mi blog (el paraíso suricato)cumple su primer añito...igual no es mucho, pero para celebrarlo preparé un tema y algo así como la recomendación de las 20 páginas que me parecen más interesantes

    y decidí agregar tu blog ;)

    lo llamé Suricato Awards jijiji

    visita el blog ese día, el enlace quedará permanente hasta el próximo suricatoaniversario

    Saludos...

    ;)

    ReplyDelete
  9. gracias por los comentarios, me aportan, enriquecen, me sirven, me hacen bien, cariños

    ReplyDelete
  10. Hola, esto sí que me toca :), yo soy la de el medio y siempre he sentido algo raro por serlo, ni siquiera sé si es bueno o malo.
    Como bien dices el mayor, se le da todo, por ser el primero y al menor por ser el más pequeño.
    Y los del "al medio", tenemos que salir adelante por así decirlo "solos", quizas por eso somos un poco más independientes y mas fuertes que los demás, realmente es una apresiación personal, por estar en la mitad :), pero siempre deseamos en el fondo del corazón queremos ser uno de los dos, el primero o el último, aunque sea solo un ratito.
    Como padres no debemos marcar las diferencias, sabemos que son distintos y nunca vamos a amar a uno más que otro, si no, que los amamos de formas distintas, por que ellos tienen personalidades y cualidades diferentes.
    Cariños...buen tema.

    ReplyDelete
  11. Yo sí creo que esto que hablamos de "el del medio" es una realidad distinta, así como ser el mayor o ser el menor. No me parece una vieja convención como lei por ahí.
    En mis 3 varones se nota mucho, a pesar de haber intentado tener "todo" en cuenta.
    El mayor (11) es el más tímido de los 3, pero ya avanzó muchísimo en soltura. El del medio (10)es quizás el que más necesita llamar la atención, al que más se le notan los celos, pero al mismo tiempo es cariñosísimo con todos, es el que se preocupa por todos, el que más parlotea, el que adoran todos en el cole, el que más se ríe. Y después viene el más chiquito que tiene 4 y es el super desenvuelto que habla hasta con los adultos por la calle, y nos hace morir de ternura a toda la familia.

    ReplyDelete
  12. Claudia3:44 PM

    Hola, Xime.
    No le digas que es el del medio. Es muy feo...
    Los del medio nos hacemos a nosotros mismos, pero siempre cargamos con ese rotulo que nos lleva a ser blanco o negro, por que no nos gusta ser el del medio.
    Quizá lo del contenido ayuda, suena bien.
    Los hijos solo deberían ubicarse por sus nombres, después de todos los lugares cual posta son una convención. Rompamoslas y quitemos las categorías. Creo que lo peor es ponerlo en desventaja frente a la mayoría o minoría de edad del otro. Eso es lo peor!

    ReplyDelete