Friday, August 22, 2008

Julio Cortázar, buenos aires, lindos recuerdos ...

Hace poco la Abu Silvi me trajo lindos recuerdos.
Me encantaba Cortázar, esa edad, esos momentos, esas sensaciones de chica jóven, ávida de vida y experiencias, con tanto por descubrir, por entender, por acomodar, por revisar, por ver, por pensar, por sentir, por crecer, por habitar, por compartir, por transitar, por conquistar, por lograr.

Esas sensaciones límites que se sienten a esas edades... los veintipico... mis veintipico...

... no los extraño, los recuerdo con mucha intensidad, espesor, densidad, claroscuros, maravillas, bajones, entusiasmos, todo enorme, todo medio bastante desequilibrado, en plena búsqueda de intermedios, de estilos propios, de gustos, de elecciones, de saberes, de aperturas, de preferencias, de nutrientes, de todo.

Me encantaba ir sola a caminar por Corrientes, meterme en las librerías, mirar y re mirar libros, comprar algunos baratos, irme a un bar, pedirme cafe y leer y escribir mi diario, pensar y sentir, meterme en algún cine, volver caminando,

sentirme sola queriendo sentirme acompañada pero gustando de estar sola, asi es, creo que asi es un momento fundamental de la vida, (fundamental de fundante) o asi fue para mi.

Sentir hasta el fondo, lo lindo y lo feo, no importaba, la clave era sentir, conectar con la vitalidad, hacer algo con eso, darme cuenta de cosas. Momentos fuertes, profundos, extremos, valientes, desbordantes, incluso hasta un poco riesgoso, a veces.

Leía Cortázar y flasheaba, iba con sus libros a todos lados, leía en el colectivo, en la cola del banco, en los bares, en el subte, parada, sentada, en las plazas, en el ascensor subiendo al piso 21 de mi analista, en la agencia mientras trabajaba... copiaba frases, pedazos, palabras, por todos lados.


Leía y releía el capítulo 7 de Rayuela, que por supuesto tenía fotocopiado y pegado en mi agenda y en la puerta del ropero, y seguro dando vueltas en algún lugar más:

"Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua."

Época de amores un poco sórdidos, narcisistas, idealizados, espejados, infantiles que quieren ser grandes y se simbiotizan y se desarman y se desplazan, se pierden, se ganan,
amores necesarios, preliminares, ensayos, pruebas a veces lindas a veces feas, importantes, constructivas,

o momentos de amores que después crecen y se asientan y se realizan y se disfrutan.

Hoy es un día soleado y hermoso en mi querida buenos aires...

9 comments:

  1. XIME TENEMOS COSAS EN COMUN!!ESO DE CAMINAR, ENTRAR A LIBRERIAS,EL CAFECITO,ETC!!

    ME ENCANTA LEER SOY CAPAZ DE TRANSPORTARME AL LUGAR DE LA LECTURA...QUE LINDO EL MUNDO DE LOS LIBROS!!

    SOY SINCERA, TE DIGO QUE NO LEI NADA DE ÈL,PERO PODRIAS RECOMENDARME UNO,ESPERO TU RTA EN MI BLOG...
    SALUDOS

    ReplyDelete
  2. Ximena: hacia mucho que no te escribia ni te leia...y te vengo a encontrar sentada en un bar. Me acorde de cuando era chica y me encontre cara a cara con Carlitos Bala....guau !!!!!!!!!! era increible saber que existia de verdad....Bueno, algo mas o menos asi me paso hoy, te vi,y no pude evitar saludarte ( y eso que me moria de verguenza )pero tenia ganas de que superieras que te leo mucho, que me gusta mucho lo que escribis y como lo escribis y que en este momento de mi maternidad me haces mucho bien. Ojala nos crucemos otro viernes por el bar y poder charlar un ratito.
    Un abrazo.
    Monica y Juana.

    ReplyDelete
  3. Anonymous7:16 PM

    hola ximena! soy una lectora apasionada y constante. desde que le encontré el gustito a sumergirme en un libro no he abandonado la costumbre de leer en tooodos lados!
    Amo a cortázar. es, te diría, mi preferido. esa voz inolvidable de argentino afrancesada. pero también tengo otros escritores que casi casi se le acercan. ese capítulo de rayuela, inolvidable... quién no quiso ser la maga en esa época de veinte?
    lindos recuerdos.
    beso. bruna.

    ReplyDelete
  4. Marce6:11 AM

    XIME...CORTAZAR...yo hacìa lo mismo allà por los ochenta,copiaba frases ,las pegaba por lugares visibles,les leìa a todos los hombres que podìa,hasta soñè con èl,un sueño alucinante!!! cenando a la luz de las velas en algùn lugar de Parìs con un mantel rojo,una mesa redonda,el de joven sin barba...uauuuuu morìa de amor!!!

    ReplyDelete
  5. Marce6:11 AM

    XIME...CORTAZAR...yo hacìa lo mismo allà por los ochenta,copiaba frases ,las pegaba por lugares visibles,les leìa a todos los hombres que podìa,hasta soñè con èl,un sueño alucinante!!! cenando a la luz de las velas en algùn lugar de Parìs con un mantel rojo,una mesa redonda,el de joven sin barba...uauuuuu morìa de amor!!!

    ReplyDelete
  6. Mariano7:37 AM

    Todo encerrado en una melancolía refrescante y maravillosa... la verdad que lo que contás por simple que sea, es fantástico... la sencillez del acto de leer y de estar con uno mismo, de alguna forma volver a ser una sola persona, algo que en estos tiempos a la gente le cuesta cada vez mas.

    Si me permitís me llevo esta frase que es peculiarmente hermosa: "sentirme sola queriendo sentirme acompañada pero gustando de estar sola"

    Tengo 21 años y gusto afortunadamente de encontrarme conmigo mismo, aunque mas no sea un rato cada dia...

    Te felicito por tu blog, es muy bueno.

    Un Salduo!

    ReplyDelete
  7. Yo también tuve mi época, bastante reciente, de leer mucho a Cortázar, lo mío fue como una adolescensia prolongada...

    Me encanta caminar por corrientes y comprar libro baratos pero buenos, meterme cada tanto en la sala Leopoldo Lugones y ver alguna película Alemana. Caminando casi siempre solo, deseando estar acompañado de alguna chica que me quiera, pero disfrutando de la soledad de ser un "flaneur".

    ReplyDelete
  8. Anonymous6:43 PM

    Fue un gran gran placer conocer la literatura de Cortázar, hasta prepare para mi clase final de oratoria un discurso de su biografía, con detalles sabrosos. Pude leerlo, "Rayuela" y sus cuentos por la noche/madrugada -en esa éspoca no trabajaba- mientras escuchaba en una radio, dos horas de blues y dos horas jazz, eran cuatro horas sensacionales!. También pintaba, todo muy nutritivo para el alma. No había ruidos, sólo el camión de la basura que escuchaba cuando pasaba. El teléfono sólo a veces sonaba y era determinado ser humano -que me gustaba- pero quien sólo se atrevía a escuchar mi voz para unos instante después yo colgar.. En fin,una muy linda época, como dije en otro post, con estas lindas librerías que tenemos para disfrutar, ej."Gandhi", "Liberarte" etc. Para quien quiera pispear dejo esta direccion que hace un tiempo encontré. Saludos Cecilia
    http://pasodelania.blogspot.com/

    ReplyDelete
  9. Placer leerte, hasta te imagino, te veo caminando muy vos. .

    No tengo lindos recuerdos de mi adolescencia, más bien todo lo contrario, pero Cortázar estaba.

    ReplyDelete