Monday, May 05, 2008

golpe al narcisismo

Hoy fuimos con Félix al pediatra y escena temida: "no aumentó bien", o sea aumentó demasiado poquísimo desde que nació a hoy, un mes y diez días después, o sea hay que darle "complemento", hay que sumarle a la teta una lechita maternizada, o sea un bajón. Y sí, me lo veía venir. Desde que cumplió un mes la cosa se puso fatal, el nenito más que fastidioso, qué le pasa, qué le pasa, ¡¿qué carajo le pasa?!, bueno parece que tiene hambre.

¿Por qué?, ¿si yo a los otros dos les dí teta exclusivamente hasta los 6 meses y aumentaban y dormían y estaban divinos y todo bien?, ¿a mi, madre experimentada, me pasa esto?, sí, a mi.

Y bueno... a romper con el ideal, todo no se puede, la verdad es que no, y este es otro momento y este hijo trae otras cosas. Vino de otra manera, tiene otras necesidades y ya desde tan chiquitito me está trayendo nuevas experiencias, distintos desafíos.

Es un golpe al narcisismo, se me cayeron unas lágrimas frente al pediatra, aunque en realidad las lágrimas grosas cargadas de angustia me asaltaron la otra noche, cuando ya no sabía qué hacer con el bebito que no paraba de llorar frente a la teta.
Al otro día fui a Fundalam (espectacular el lugar, las mujeres que te atienden, la propuesta, el estilo) altamente recomendable. Lo cierto es que en la consulta pediátrica la realidad se me impuso. Una vez más estuvo muy bien el Dr. Diego Faingold, comprensivo y respetuoso me propuso pensar, procesar y tomar mis propias decisiones.

Mi decisión fue inmediata y sin mucho rollo de por medio, corrí a Farmacity, le compré unas mamaderas Babelito color rosa, en el apuro no encontraba unas celestes y bueno... qué importa si el rosa es lindo, unos cartoncitos de leche maternizada Vital 1 de Bagó, llegué a casa y sin sacarme al bebito de la wawi, herví las mamamaderas, le hice la lechita...

Ya van dos tomas complementadas y soy feliz, él volvió a sonreír, hacía como 10 días que no se le relajaba la carita casi en ningún momento. Cuando nació arrancamos bien, venía aumentando bien, pero se vé que algo pasó alrededor del mes. Sé que cambian los componentes de la leche, sé que yo no estoy del todo descansada y demás...

Tomó las tetas, tomó la mamaderita, hizó caca, vomitó un poquito, se relajó, miró todo a su alrededor con carita de satisfecho y se durmió tranquilo y feliz. Feliz él y feliz yo. Y sí, mi tercer hijo necesita complemento, solo con mi teta no le alcanza, y no tendré esa sensación hermosa de que crece todo de mi, que sí tuve con los otros dos.

Hablando con Graciela ella me recordaba ese texto que se llama "Mi hijo como maestro", y es tal cual, está bueno preguntarse cada tanto ¿qué nos vienen a enseñar estos chiquitines?, cada uno trae una enseñanza nueva y diferente, espero estar a la altura de las circunstancias.

El otro día, pensando sobre un texto que me pasaron, para hacer una nota sobre la influencia de las madres en el legado emocional de los niños, me surgió la pregunta ¿qué es una madre?.

Sentí que una madre es una dadora permanente de amor, es una presentadora del mundo, es una mostradora de vicisitudes y de estilos para sobrellevarlas, es una inversora de vida propia en pos de sus criaturas. Es una mujer que crece, aprende, se supera, se expande y expande su amor en este mundo si puede entregarse a la crianza de sus hijos con integridad y fluidez existencial.

11 comments:

  1. Ximena:

    Con Tomás nos pasó algo similar en los mismos tiempos, casi. Igual que en tu caso, también es el tercero.
    El pediatra nos recomendó la leche de SanCor, pero después de unos días no le cayó bien, la lanzaba toda. Tras nueva consulta, comenzó a tomar la de La Serenísima (creo que se llama Crecer), y con esa no tuvo problemas.
    No se si la de Bagó es de la misma categoría o es distinta.
    Y nada, el asunto es así nomás...
    Esteban

    ReplyDelete
  2. Que hermoso post Xime!

    A pesar de tu angustia, de tus lagrimitas con el pediatra y tus lagrimones cuando estaban a solas con tu Félix, a pesar de todo eso me encantó leer lo que contás.

    ¿Por qué?. La respuesta es simple: porque está el mito de que esas cosas les pasa a las primerizas.
    Y con tu relato podemos ver que el 3ro. no tiene la misma tranquilidad a su alrededor que el 1ro.y puede pasar entonces que la teta no alcanza y que la "angustia de primeriza" nos agarra de nuevo.

    Me alegro que los mitos sean derrumbados en pos de una buena información, porque ser mamá, pues es todo lo que dijiste al final de tu post.

    Como una vez le dije a Cande:
    - ¿sabés quién me enseñó a ser mamá?
    Ella me miró y levantó sus hombritos desconociendo la respuesta.
    - Vos me enseñaste y me seguís enseñando todos los días. Gracias a vos soy mamá y gracias a vos voy aprendiendo día a día.
    Es un aprendizaje mutuo, recíproco y que da inmenso placer.

    Te mando un gran abrazo. Siempre es un oasis entrar a tu blog.

    Besos

    Sophie

    ReplyDelete
  3. Marce6:30 AM

    Xime,Me pasó con Tomás idem,(era el 1ero...)= lactancia sólo un mes.
    Con Dante dije ...ah no,esta vez sí voy a poder,no voy a mirar relojes,le daré a demanda lo que él necesite,me relajaré,aunque sea en ese momento...si no se daba entenderé que está bien igual,y lo acptaré.
    consulta a ped.: no aumentó lo esperable,consulta a otro ped.Fundalam,Liga de la leche,Dar de Mamar(web)resulta que SI estaba perfecto su peso,(de acuerdo a peso y estatura de mamá y papá),las tablas de peso con que evalúan a bbs están hechas en base a poblaciones europeas-usa ,con otra alimentación ,genética y estilos de vida,es decir ,mi bb estaba en peso óptimo,sólo que estaba queriendo mamar mas,(a ese tiempo es muuuuy común que les ocurra esto) y mi cuerpo debía acomodarse a esa demanda,.
    CONCLUSIÓN: mas veces le daba,mas producía,al principio dudé de esto,pero a la semana ya tenía el doble casi de leche,nos costó casi 7 dias adaptarnos,y sí el estuvo por momentos un poco molesto,inquieto,(no creo que fuera sólo porque quería mas leche)pero después todo bien.Le dí hasta los 2 años y medio casi.se destetó solo sin problems.Contado así es facil pero costó.
    Sos una madraza Xime,y ...ya sabés la perfecta es un bajón...
    besos

    ReplyDelete
  4. Anonymous6:53 AM

    Ximena,
    Mi gorda ayer cumplio dos meses y toma complemento desde los 10 días (agravaba la falta de aumento de peso una infeccion urinaria). Querría decirte un monton de cosas, pero básicamente sentí lo mismo que vos: el "qué le pasa??????" a las tres de la mañana, mi llanto a la salida del pediatra, las reuniones de la Liga de la Leche (tambien visite la pagina web de Fundalam), horas y horas contínuas en la teta que me dejaban exhausta, la tranquilidad y felicidad al verla satisfecha y en paz después de su primera mamadera, etc. etc. En ese momento pensaba que Luz me iba a rechazar el pecho, pero van dos meses y seguimos con teta primero y mamadera después. El ideal es sólo teta, pero lo hago lo que puedo y de eso se trata.
    Decía una amiga (que además de que su leche era insuficiente, se le hacía mastitis y sufria mucho): "mas vale mamadera con amor que teta con rencor".
    Dónde puedo conseguir el texto "Mi hijo como maestro"?
    Otra vez, gracias por abrir este espacio para compartir.
    Charo

    ReplyDelete
  5. Anonymous3:59 PM

    Ximena: soy mamá de tres varones. Ninguno es igual. A mi me pasó lo mismo. Y buéh! Si hay que darle mamadera le das y listo. Tranqui. Mi pequeño Federico no sólo no aumentaba sino que terminó con una infección urinaria internado a los 20 días de vida. Ahora es un lechón que tiene 9 meses y pesa 11 kilos!!!Hay algo más lindo que tener tres varones? Vamos a ser suegras!!!!!!!!!!!!!!!! Pato.-

    ReplyDelete
  6. Ximena,
    No soy padre aún pero me encanta leer tus crónicas de cómo vivís este momento, me resulta muy auténtico e inspirador.
    Saludos!

    ReplyDelete
  7. Hola Ximena, Laura me recomendó tu blog.
    Estaba pensando que al mes mas o menos pegan un estiron, y pasas unos dias en los que lloran porque tienen hambre. Nosotras producimos leche en la medida en que el bebe pide, si piden mas, empieza a fabricar mas, toma unos dias y la situacion se regula. A veces pasa que ofrecemos mamadera en este momento, y el cuerpo entonces no produce la cantidad necesaria, porque ya no hay demanda para tanta leche.
    Perdon si ya sabias esto (con tres hijos calculo que si), te lo digo por las dudas, por si te viene bien.
    Yo a mi primera no le di la teta (me parecio que tenia mas hambre de lo que le podia dar y le ofreci mamadera, al mes ya no queria saber nada de mi leche, la mamadera era mas facil, no te puedo decir lo mal que me senti) y a la segunda le di teta hasta el anio.
    Es cierto que todos los chicos son distintos. Pero no te sientas mal si le tenes que dar un poco de mamadera. Es horrible la culpa! Y por lo que leo tenés las mejores intenciones. Lo importante es que crezca sano y esten los dos comodos.
    Un beso

    ReplyDelete
  8. Ximena: A Juani le di teta hasta los 5 meses solamente. Fui a la liga de la leche, a fundalam y hasta consulte a Beccar Varela (a proposito: un GENIO con todas las letras ). No hubo caso, por mas que hacia lo imposible ( me levantaba a la noche cada una hora a sacarme leche para estimular la produccion ) no salia la cantidad que necesitaba. soy mama primeriza, y mi idea era darle teta hasta decir basta, pero no pude y como decis vos, un dia, despues de mucho llorar ( ella de hambre y yo de dolor ) entre a farmacity y compre leche.....Y de ahi en mas a mirar para adelante....y asi como te lo digo de guapa, te cuento que cada vez que veo una mama dando tetita, se me escapa un lagrimon. Hoy Juana tiene 9 meses, come todo lo que encuentra a su paso y esta muy sanita. Sabes lo que hacia para estar mas en contacto, me desvestia para darle la mamadera, asi el calorcito y el piel a piel lo seguiamos manteniendo, no es lo mismo, pero.......es lo que hay.
    Saludos.
    Monica

    ReplyDelete
  9. Qué hermoso lo que escribiste al final, lo que sentís ante la pregunta "qué es una madre?"... Lo voy a usar -con tu permiso- en mis talleres con las embarazadas... para que lo piensen...

    Y lo de la teta... bué... qué le vachaché... no te culpes, madraza! LA LACTANCIA, no es sólo teta!. También es palabras, miradas, amor, con-tacto alma/alma con el bebé... y estoy segura que todo eso -y más- le dás a tu bebito, con una mamadera también (si no, si somos tan fundamentalistas, las madres adoptantes no serían madres?). Naaaa... no te lo creas, Xime (debe ser una herencia de algún pediatra famoso y trasnochado, la creencia que hay que tetear a ultranza)

    Vó dále pa lante, con la alegría que siempre tenés, que ovarios te sobran!

    Qué linda familia tenés, no cualquiera, hermana, no cualquiera!

    ReplyDelete
  10. Uuups!... el comment no aparecíó!. Pero ahí leí que necesitaba tu aprobación para ser publicado... buéno, Xime... lo escribí desde mi corazón, sólo para vos... no importa si no se lee en la internes (era sólo para vos)... TE FELICITO IGUAL; MAMAZA!!!! Un beso y grandes abarazos de oso!

    ReplyDelete
  11. Hola Ximena, me encantó tu relato, cada hijo es distinto, quizás este bebé vino en otra situación, tiene otras necesidades, es más hambriento o como dicen otras lectoras, está pasando por una crisis de crecimiento y este comportamiento hubiese durado sólo unos días, hasta que tu producción aumentara. Lo que debes saber es que el biberón puede llevarte a un destete prematuro (como cuentan otras mamis, la lactancia termina al agregar mamaderas)
    Si estás de acuerdo, sigue dando el complemento (aunque debes saber que esa cantidad que le agregas, deja de producirla tu pecho) pero por favor, ofrécelo en vasito.
    Yo soy a dra, webmaster de Dar de mamar (me nombran en un post, mil gracias!) si quieres me escribes y te digo si en realida tu bebé está bajo de peso y te doy una mano.
    Eres una madraza!
    Alejandra
    www.dardemamar.com.ar

    ReplyDelete