Saturday, May 10, 2008

Hay de todo

En momentos asi se ve claramente como hay gente para todo, hay gente comprensiva que acompaña con buena onda, hay cariñosos, hay personas que se ponen en tu lugar y te ayudan a pensar, a seguir, a entender. Hay algunos muy empáticos que dicen lo que necesitás que digan, hay quienes aconsejan, intentan ayudarte, te ayudan, se ponen cerca. También están los que de refilón te juzgan y te dicen lo que tendrías que hacer o haber hecho, sin tener en cuenta tu situación particular, los que siempre tienen algo más que agregar, los que hablan de si mismos y no conectan demasiado con lo tuyo, los que están en otra y cambian de tema porque sinceramente no te pueden seguir y está bueno, a los que no le interesa y te ayudan a meterte en otro plan. En todos los casos cada estilo aporta algo y viene bien, a mi por lo menos me sirve. Los que me parecen realmente muy ceros y muy feos son los que de mala onda declarada se meten en tu vida, opinan sin saber y desde un pedestal, pobres, ¿no se dan cuenta que emanan resentimiento y mal olor existencial?, si encima lo hacen sin dar la cara... es decir que son cobardes.

Estos días veo claramente y a veces me sorprende, cómo hay gente con tanta capacidad de empatía y otra con tan poca. La gente anda por la calle, vé una madre con tres niños y reacciona de dos maneras básicas: muy gentilmente o desapercibidamente, esas son las tendencias básicas y extremas, pasando por todo tipo de variables porsupuesto. Lo interesante es ver cómo hay personas que logran el gesto ideal que una necesita para ser ayudada, o todo lo contrario. Están los que aparecen cual superheroes en el momento preciso, los que te abren la puerta justo cuando lo necesitás, o se corren, o detienen con onda a uno de los niños que salió corriendo, o te alcanzan una servilleta, o te dejan pasar, o te ayudan a cruzar en un tiempo perfecto. Y están los que no registran que no estás sola, que no tenés las mismas posibilidades de movimiento, que los chicos no son robots, que ellos también reaccionan a las cosas. Los que no se dan cuenta que no podés seguir hablando por teléfono si le estás diciendo que el bebito está llorando, que al otro le estás cambiando el pañal y que tenés otro esperando que le traigas el agua que ya te pidió varias veces, y que porsupuesto espera que se la lleves vos personalmente, porque si se la trae otro capaz que se le pasa la sed.

Esta es mi realidad, en esta casa tres niñitos son multitud y yo hago lo mejor que puedo, a veces con una buenísima onda y a veces con onda complicada. Lo que me gusta es pensar que Felixito se las arregló para encontrar la forma de tenerme unos buenos ratos toda para él, que se lo vé cada vez más satisfecho, contento y observando todo con interés y actitud relajada. Que con cada mamaderita que le doy después de la teta, curo el dolor que me dá recordar esos llantos y esas caritas de desesperación que tuvo los días en los que empezó a sentir hambre y yo no me daba cuenta.

11 comments:

  1. Anonymous2:36 PM

    Hola Xime! aparecí yo, Bruna. Mirá, tooodo lo que te digan ayuda (o no), es con buena onda (o mala); pero lo mejor para los tres hombrecitos que trajiste a este mundo seguramente es lo que vos decidas. Por eso sos su adorada mamá! Disfrutalos, complicate, hacé lo que sientas, deshacelo, cuidalos, mimalos, malcrialos y por qué no enloquecete de vez en cuando. Tus hijos son solo tuyos y de Ale y son los únicos que pueden decidir qué es lo mejor para ellos.
    Por último, el que mientras vos le contás algo te interrumpe para contarte su experiecia personal es un bajón. y el que siempre tiene algo para agregar, también.
    Te mando un beso grandote y seguí adelante con días buenos y otros no tanto, pero cuidando a los tuyos en tu nidito de amor.

    ReplyDelete
  2. Uyyy! soy mamá de tres también, una nena y dos nenes. Me sorprendió mucho que la gente se asombra al verte con tres...no te pasa? son todos tuyos?? te dicen.. me pasaba mucho en el embarazo, qué casi me preguntaban por qué, si lo había querido...me llamaba mucho la atención sobre todo en gente joven. Te leo, te comenté otra vez, me gusta tu blog, cariños.

    ReplyDelete
  3. Ximena!
    te paso a saludar a propósito del día de las madres, con toda la admiración que me provoca cada vez que al pasar por tu blog me imagino y creo que llego algo a lo que debe estar siendo tu realidad de hiper-madre, super-madre, y lo digo pensando en todo lo que debes estar viviendo y que además comunicas... Super madre y sin idealismos, con todas esas dificultades de las que nos informas y que en nada restan a lo sublime que debes estar viviendo, lo tuyo, de ustedes...
    Grandes felicitaciones desde acá... fuerzas y cariños a tu linda familia, linda madre de tres!!

    ReplyDelete
  4. Ximena : no se porque esta siempre esa necesidad de que todos quieran a tu hijo como lo quiere una. Que el mundo, aunque sea por una vez, de una vueltita de rosca, y se solidarice, se concientice, se humanice, que tenga por un ratito todo esto que tenemos nosotras a flor de piel en esta etapa. Hoy un tipo freno y me dejo pasar con el carrito, y eso me basto para no importarme los otros cinco que no lo hicieron,hoy por hoy me alcanza con ese poquito, que quizas, tal vez, a lo mejor, algun dia, se haga un monton.
    Con Juani me paso lo mismo con la tetita, estuvo un tiempo reclamando mas leche, y no supe verlo.....Es dificil hacer todo bien todo el tiempo.....tambien me alcanza saber que siempre intento hacer lo mejor aunque no lo haga del todo bien.
    Te imagino una super mama de dibujito animado ( es un halago, los dibujos son siempre bonitos )
    Saludos.
    Monica

    ReplyDelete
  5. Que raro que des mamadera. No es critica (lo sabes), es solo extranieza. Igual he estado perdida de los blogs, no se q ha pasado.
    La gente es asi... variadita. Ojala hubiera mas de unos y menos de otros, pero no se puede. Es como es. Y a veces hay suerte y a veces no...
    Yo te deseo la mejor de las suertes, tanto fuera de casa, como dentro de ellas con los 3 churumbeles. :)

    ReplyDelete
  6. Y lo que mas me asombra y me enoja es cuando "ESAS" personas encima son del genero femenino.
    No lo entiendo. Y mas bronca me da.
    Y bueh... como dice el titulo: Hay de todo Xime y con eso hay que convivir.

    Besos y buen finde!!!!

    ReplyDelete
  7. Es una lástima que haya más gente dispuesta a criticar gratuitamente que a escuchar y entender. Seguramente no lo hacen con la intención de herir sino por que están acostumbrados.


    Me da bronca en mí y en los demas, que lo que más fácil nos sale es " criticar", es como que con tal decir algo uno no mide sus palabras y salta con cualquiera.

    ReplyDelete
  8. Marce8:03 AM

    Ximena,te mando un abrazo...
    Al leer tu post,me vinieron al toque las reflexiones del genial Francesco Tonucci,en uno de sus libros ("Con ojos de niño") creo ,habla de algo tal vez obvio,que las ciudades no están hechas para que vivamos con niños,movilizarse con varios es todo un desafío aveces...a eso, agregale la indiferencia de muchos ...pero bue,por suerte hay de todo.
    besos non calentarum

    ReplyDelete
  9. ¿viste que yo soy una señora grande, abuela, y que mis chicos fueron chicos hace muchos años, y muchos y muy seguidos? Bueno, así y todo, cada vez que te leo me conecto con mis experiencias vividas y veo desde acá, que todo esto va a ser una anécdota chiquita que sumadas a mucha anécdotas chiquitas son lo que hacen la vida de nuestros chicos. Y la nuestra.

    Mirá Xime, todo lo q que hacés y escribís destila buena leche, ganas de aprender, de vivir lindo, de disfrutar y eso es lo q transmitís.

    Siento muchas ganas de decirte que todo esto es tanto esfuerzo, pura siembra, tanta entrega a estos "tiranitos" Y desde mi lugar sé que todo esto bueno lo vas a cosechar más "claramente" en la adolescencia, cuando todas estas cosas los hayan hechos personas listas para salir a volar sus vidas. Y va a ser genial. Vas a ser joven con chicos grandes copados, porque si algo están haciendo ustedes, es criando concientemente chicos copados.

    ReplyDelete
  10. Loles9:42 AM

    Recuerdo cuando estaba embarazada de mis gemelos, una doctora me clavó el aparato en la barriga con una mala leche cuando me hacía la ecografía. Me hizo daño y se me saltaron las lágrimas no por el dolor sino de pensar lo bruta que era y lo insensible siendo mujer.
    Hay de todo, tú lo dices. Pero no importa. Yo amo, amo, amo a las personas empáticas. Las adoro con toda el alma.

    ReplyDelete
  11. Hola Ximena! No nos conocemos, pero quería darte un abrazo virtual, porque me sentí super identificada con tu mail.
    Ile

    ReplyDelete