Monday, April 06, 2009

madre de 3

El viernes pasado,
terminando una semana más que crítica en lo que a la maternidad conjugada con profesión significa,
alguien sabiamente me propuso que pensara:


"¿cómo es ser madre de 3 hijos habiendo sido hija única hasta los 16 años?"



y como todas esas cosas simples,
pero necesarias de ser escuchadas en el momento justo y adecuado, me hizo muy bien,
me ayudo a pensar, a reubicar exigencias y a sentirme menos culpable.


No voy a hacer una descripción de lo que me fue surgiendo, pero sí quiero contar que pude sentir una claridad nueva y refrescante respecto de esa diferencia.


Claro, es muy distinto tener tres hijos a tener un hijo, o dos, o cuatro, o seis...


quiero decir, 3 hijos son 3,
3 no es cualquier número, es un número impar e importante,


Ser madre de un hijo permite tener un estilo vincular que nunca será ni parecido al que se arma con los hijos siendo 3,

y no estoy valorizando si más para uno quiere decir menos para tres, porque la verdad es que no se puede evaluar ni generalizar.

Lo que si puedo es sentir que hay modelos que se tienen que poder dejar caer
cuando no están siendo constructivos ni disfrutables.


Los hijos no únicos se beneficiarán y se verán privados de algunas cosas más y de otras menos, harán sus síntesis propias, sacarán mayor o menor provecho según las particularidades,

y no se salvarán de la grandeza de tener hermanos... una maravilla, un quilombo.

Los que me conocen dicen que soy muy equitativa, me alivia, les creo.



Ellos se quieren y se celan, se buscan, se provocan, se confrontan, se divierten, se abrazan, se tropiezan, se caen, se golpean, se dan la mano, se protegen, se quieren matar y no les gusta separarse demasiado.



Una mujer que crío 9 hijos,
hoy todos mayores de 40 años,
comentaba el otro día:

- "nunca tuve tanto trabajo con mis nueve hijos como el que veo que tienen las madres de hoy en día con uno, dos o tres,
yo los subía a todos al auto-camioneta, llegabamos a la quinta... todos abajo... a la pileta, medio que se cuidaban solos, los mayorcitos a los mas chicos mientras los grandes dormíamos la siesta,

a la nochecita estaban todos rojos como tomates del sol y comentábamos "se curtieron para todo el verano",

les dabamos de comer pucherito, al que le gustaba bien y al que no también, en una casa en la que hay comida de hambre no se iban a morir ...

Yo las veo a ustedes, para subir al auto cada chico en su sillita, ponerlos, prender el cinturon de seguridad...

antes de ir al sol ponerles protector solar en cada milimetro de la piel de cada uno,

clases de matronatación,

comidita variada con nutrientes naturales para lograr una buena dieta balanceada,

a la tarde off para todos previniendo picaduras...

claro como para no cansarse..., no terminan nunca..."


Me gusta mi época.

Agradezco poder compartir la felicidad en sus caritas cuando voy con ellos a clases de natación,


acariciar sus pielcitas doradas como galletitas de canela sin manchones colorados ardientes,


cuidarlos dentro de lo posible de esas molestas picaduras, que nada grave pero es un garrón querer dormir y tener que rascarse todo,


admirar esas tostaditas con queso blanco y mermelada que mi amiga Mari le hace a su hiji Sol, envidiables,


poder abrazar a uno por uno valorando y cuidando su ser único,


y como dijo Gra el otro día tener presente que "esta es la edad y la época de abrazarlos y hacerles upa, tener ese contacto de nenes chiquitos cercanos a mamá y papá, que después cuando crecen ya no es más asi"


Bueno cositas que sirven para valorar el presente, quería compartirlas.


Si me aportan testimonios, como siempre, serán muy agradecidos.

23 comments:

  1. Hola Xime...Es que no me gusta eso del "montón" que se arregla solo.
    Esos pequeños cuidados en las cosas diarias son mimos, mirada, hacerlos sentir cuidados e importantes.
    A mi me gusta nuestra época también, disfruto muchas de esas cosas que describis vos y es cierto que es un tiempo especial, el mio de 11 ya va marcando otras cosas, confronta mucho, pelea con nosotros frente a algunos límites, esta como rebeldón dejando de ser un niño, saliendo al mundo desde otro lugar..otro desafío, otras necesidades..Así que tenemos que aprovechar a full este tiempo de estar cerquita de los niños pequeños.
    Y ser mamá de tres, a mi me encanta!!, es como que me queda justo. No se si soy equitativa, siento que con cada uno se me plantean cosas diferentes, me mueven partes distintas, espero estar dandole a los tres lo mejor, que sientan todo el amor que generan y despiertan en mi..

    Besitos.

    ReplyDelete
  2. que ola amiga!!!como la barrenas!! bueniisimo todo lo que te trae el mar ,creces tanto con ellos y con vos y tu compromiso ocn la vida !!
    te quiero ,te vi bien y contenta y cuando quieras hacemos tarde de tostadas para todos dale !!!?? que dicha tener hermanos y ser criados como HERMANOS ,yo veo que están haciendo eso y es muy hermoso!!!y lo que nos dijo gra de hacerles upa y abrazarlos ...si me dieron muchas ganas de agarrarla a Coockie y de agarrarnos a nosotras y ponernos carteles luminosos que digan NO ME LA PIESNSO PERDER !!!!!!!!Y POR ENDE NO ME PIENSO PERDER.
    BSOS !!!

    ReplyDelete
  3. daniela12:03 PM

    Jime, tengo uno solo, por elección (fui hija única once años), pero de todos modos me siento muy identificada con tus relatos y te admiro por tener tres y seguir con tus proyectos profesionales, por intentar conciliar las cosas aunque no sea fácil.
    Es cierto, hay que aprovechar esta etapa, cuando todavía tienen ganas de besos y abrazos.

    ReplyDelete
  4. Anonymous12:39 PM

    hola xime! me encanta el tema y tengo las dos experiencias: la de la mamá de 9 hijos y la mía. la mamá de 7 hijos en este caso es mi mamá! todos medio criados así, como cuenta esa mamá, todos rojos por el sol, todos en el auto sin cinturón, etc. pero todos muy cuidados, mimados y escuchados. ahora somos 7 hombres y mujeres que adoran y cuidan a sus padres de 85 y 70 con todo el amor del mundo. vivimos pendientes de ellos.
    también tengo mi experiencia: saqué lo mejor de mamá y traté de mejorarlo, seguramente me equivoque en otras cosas. y emilio, mi amor, es muy parecido a mi papá (mmmm). trato de ser lo mejor mamá que puedo para ellos, como todas las madres. pero también les pongo su cinturón y les pongo protector hasta en las orejas... jajaja!
    tengo 3 soles y me encantaría uno más, ellos nos dicen que quieren un bebito y a nosotros nos encantaría, pero... no me dan los cinturones, tendría que agrandar la casa, etc. y un hijo necesita mucho amor, pero también otras cosas.
    besote! bruna.

    ReplyDelete
  5. Buenísima la foto nueva de los cinco!!
    Muchas veces hablás de individualidades y creo que esa es la clave: saberlos a cada uno seres individuales y únicos, con necesidades distintas, con capacidades distintas, con pedidos y personalidades distintas. Vengo de una familia numerosa y es como si siempre había que estar haciéndose el lugar propio. Es feo eso de crecer con el montón. No está bueno eso de sentir el no porque no. En realidad, era no porque no, sino que siendo tantos había criterios que unificar. Si no, era imposible organizar mínimamente la familia, la rutina, la vida. Pero también tiene otras cosas re buenas: mayor adaptabilidad a muchas cosas, crecimos menos mañas que le dicen. El compartir entre muchos también está bueno. Besos!!

    ReplyDelete
  6. Vero qué lindas tus palabras, gracias por el aporte, guau! un hijo más grande debe ser un re desafío, a vos se te ve muy bien con todo eso,

    Dale Mari, tostaditas!! y no nos perdemos ni un poco,

    Daniela gracias!, mi marido es hijo único y dice que para él estuvo muy bien asi,

    Bruna sos tan madre que me parece que se viene el cuarto, aunque es cierto que necesitan mucho,

    Charo gracias por lo de la foto, y es re cierto, está buenísimo cuidar las individualidades, y también dá cintura tener que arreglárselas un poco,

    gracias chicas por todo lo que me cuentan.

    ReplyDelete
  7. Me quedé pensando y acá vuelvo. Quiero tener otro hijo, uno más seguro. Pero cuando pienso en un tercero o cuarto me preocupa cómo hacer. Y no me planteo, como he escuchado, el tema económico (no porque me sobre la plata, sino porque creo que se puede vivir bien con menos de lo que hoy se impone). Me preocupa la contención emocional. Me pregunto si voy a poder sostener más de dos. Es puntualmente mi historia. Me encanta que puedan hacerlo. Yo, con mi historia, me cuestiono si puedo sostener y contener bien a Luz y si voy a poder como mamá con más hijos. Besos!!

    ReplyDelete
  8. Qué lindo este post! hoy cuando le daba muchos besos a mi Juano pensaba eso de que el momento de muchos besos y abrazos es ahora!!!!! qué lindo es besarlos y abrazarlos!!!!
    Cuando Juano tenía dos meses o tres, fuimos a cenar a lo de unos amigos, Cata de tres años, y Juano bebito. Nadie tenía hijos, una de las chicas me mira y me dice: van a tener más? es producción fordista no? La miré un rato sin decir nada, claro ella pensó que no la había entendido, y comenzó a explicarme lo que significaba producción fordista. Le dije: pará, se muy bien lo que decís, lo que pienso es que esto de fordista no tiene nada, es lo más artesanal que se te pueda ocurrir.
    Me encantó mucho haberle respondido eso, primero porque a veces me pasa que lo que quiero responder no viene en el momento justo, y porque estoy convecida que ser mamá es un trabajo absolutamente artesanal, un desafío que nos mueve y remueve y hace repensarnos todo el tiempo.
    Ay perdón si fui latosa, y para los que leen y no me conocen les cuento que luego tuvimos a Bauti. Osea también soy mamá de tres. Es emocionante verlos!! los amo.

    ReplyDelete
  9. POR AHORA SOLO UNO,SI QUE TRES SON MULTITUD JAJA!

    LO MAS LINDO ES LA RELACION ENTRE HERMANOS, EL COMPARTIR TODO LO QUE HACES...DEBES TENER UNA GRAN LABOR CON ELLOS,SE VEN TIERNOS EN ESA FOTO!

    FELICITACIONES POR EL TRIO!!

    ESTOY DE CUMPLE HAY TORTA EN EL BLOG TE ESPERO JAJAJA!!

    ABRAZOS...

    ReplyDelete
  10. Me encanta el tema Xime, me gustan las familias donde se distinguen las individualidades, donde las mamás intentamos darle a cada uno algo especial y miles de abrazos, mimos y cuidados.
    Ojo, quizás esto sea posible en una flia numerosa, y yo sea un poco "limitada".
    Lo que pasa es que me gustan otras cosas aparte de ser mamá.
    Me gusta esa búsqueda permanente de equilibrio entre el ser mamá, mujer, esposa, amiga y profesional.
    un besote,
    Vicky

    ReplyDelete
  11. Yo he pensado también mil veces cómo hacían antes para criar diez cuando yo iba reventada con dos. Supongo que queremos cuidarles más, mimarles más, vemos en ellos su individualidad y mimamos su futura personalidad. Antes los hijos eran rebaño, ahora son únicos. También es verdad que tener varios te hace fijarte menos en sus tonterías y caprichos y eso les beneficia. Yo siempre he tenido claro que deteminadas cosas no estaba dispuesta a hacerlas y así me han salido autónomos y responsables. Supongo que en el equilibrio está la clave.
    Muchos besos, Ximena.

    ReplyDelete
  12. Uhh, que dificil lo de las "epocas"!!! Es cierto que las "épocas" cambian, pero tambien todos somos distintos y hacemos lo que podemos. A mi, personalmente, me gusta la de ahora, estar con mi hija (tengo una sola), protector solar, repelente, gorro, medias, saquito, vasito para el agua...uffff, agotador, pero DIVINO!! No lo cambio ni loca, no podria y mi marido me acompaña. Me gustaria tener otro, el año que viene tal vez!! Besos y me encanto!!

    ReplyDelete
  13. Vero me emocionan tus palabras,
    no se qué es "fordista", me explicás.

    Klau, Vicky, Loles, Coti gracias!, besos y sí somos de esta época, a celebrarla!!

    ReplyDelete
  14. Anonymous6:51 AM

    Hola
    yo tengo cuatro hijos/hijos y muchos pacientes/hijos. A todos los quiero y los trato de cuidar lo mejor que puedo pero los pacientes es un rato y los hijos es siempre, y en cada pequeña o gran necesidad. Siento que en mi corazón hay espacio para querer mucho a muchos pero a veces para estar en el detalle, 4 es un montón! Y muchas veces siento que no llego...mi marido me dice, no les des todo el tiempo servicio 5 estrellas, creo que está bueno eso, a mi me cuesta aprender a no exigirme en todo y ocuparme bien de lo más importante...y si les pica algun mosquito, aprenderán algo que no hubieran aprendido si los hubiera tenido embadurnados en off!
    Cuando estabamos por tener la segunda sentía mucha culpa por sacarle la exclusividad al primero y alguien sabiamente nos dijo que los hermanos son un regalo que solo nosotros los padres podemos dar y que si no lo damos nosotros, se quedan sin..me gustó pensarlo así, de hecho yo tengo un hermano y hoy soy muy conciente del regalo enorme que él es en mi vida.
    Bueno, asociación libre fué!!
    me encanta el blog, nunca comento pero hoy me dieron ganas
    un beso
    Flor

    ReplyDelete
  15. Xime
    Producción "fordista" viene de Henry Ford, de la industria automotriz en usa, de cómo diseño la cinta de montaje, esa cina en la que están todos los empleados sentados en fila y cada uno mecánicamente le va poniendo su parte. Seguro que recordarán la peli Tiempos Modernos, con Charles Chaplin. El modelo de producción fordista consistía en fabricar mucho, en menos tiempo, reduciemdo los pasos a procedimientos mínimos y por supuesto reiterativos, sin margen de decisión ni creatividad. Se entiende? espero que sí así sabés lo que sentí cuando comparó la maternidad con eso...
    Besos!!

    ReplyDelete
  16. Bueno, son dos los míos pero aprendo, aprendo todo el tiempo y nunca me imaginé entrometida en esos pequeños detalles como secar pliegues, enseñar nombres de cosas (que antes parecía natural que tuviera nombre) encontrar que los objetos tienen múltiples usos (Enzo al corpiño le dice la vincha para las tetas y Azul lo usa invertido en la cintura como portaligas a lo Madonna).
    Aprendo que los imanes son mágicos, que se puede extrañar mucho aún si vas a la farmacia de la esquina, que una piedra es un tesoro y da suerte en las pruebas, que yo soy tan antigua pero tan linda (jamás recibí un piropo semejante) que no sé porqué mamá, cada vez que te estás duchando me vienen ganas de hacer kk. Hay Xime, tantas cosas que son un mundo bello y preciado para nosotros y en el cuál estamos sumerigas. Me quedé con dos. Superé los 40, no voy por más. Pero una vez creí que venía el tercero y fue una falsa alarma y sin querer, cada vez que veía ropita de bebé, me caían las lágrimas. Pero ya tengo una niña que acompaña, un niño que está aprendiendo a saber esperar y hace muchos chistes (y me muero, me río y me muero) Y así. Que premio, no?

    ReplyDelete
  17. Hola Xime, qué tema...Yo soy madre de una bomboneta divina de 15 meses, con quien hago Matronatacion, vamos a jugar a Gymboree, vamos a las hamacas casi cada día, saludamos a los patos y sé que otro bebito en casa estaría mas que bien tanto para Catalina como para nosotros dos, pero me pregunto si podré seguir haciendo lo que hacemos, la gente me dice "ah! haces TOOOOOOOOODOOOOOOOO eso porque es la primera" y medio me deprimen, xq al que venga en su momento tambien quiero darle tiempo, juego, risas, no quiero un numero más "porque sí"...La gente a veces asusta. Y yo, se que igual lo tendré, o al menos lo intentaremos, y luego veré como hago Matronatacion con dos a la vez y plaza para dos a la vez, y risas para dos a la vez, no??? A jugar nomás!!
    Besos, Bea.

    ReplyDelete
  18. Ah! les recomiendo el libro de Carl Honoré, Bajo Presión, a cuento de lo de antes y lo ahora. Rescata de antes como bueno lo intuitivo y el sentido común al ser papá, que tal vez hoy se "profesionalizó" la tarea de ser padre y eso termina imponiendo muchas exigencias que a veces responden más a los deseos de los padres frente a sus pares que los deseos y necesidades reales de los chicos. Muy bueno.
    Beso.

    ReplyDelete
  19. Gracias por comentar Flor, sabés que a mi me pasó lo mismo con mi hermano, es un regalazo de la vida. Qué lindo todo lo que decís, qué tema el de la exigencia, no?

    Vero qué loco el comentario, nada que ver con nada,
    el libro de Honore lo empecé y no lo pude continuar, me lo recomendaron bastante,

    vamos Bea todavía!, yo ahora hago matro con el chiquito y los otros tienen mas actividades solitos, ir a la plaza con los 3 es una fiesta y a veces una locura también,

    ay Ross! conmovedor tu relato, gracias!

    ReplyDelete
  20. Anonymous6:54 PM

    Hola Xime: Te cuento que muchas veces, como pasó en este post, luego de leerlo copio los comentarios para en -un par minutos - de dispersión en el trabajo poder leerlos tranquilos. Me parecen muy buenos los comentarios y constructivos. Me encantó lo que dijo Natalia en otro post, lo de "los cinco minustos de té", muy bueno! y cierto. Tu blog -tus posts- transmiten serenidad, es tal cual.En gral.se nota que está dicho -escrito- con dulzura y eso llega. Respecto de la cantidad de hijos, yo por ahora tengo una sola. No obstante creo que está muy bueno poder disfrutar de los hijos que uno tenga y poder compartir también momentos en particular, con cada uno. No me gusta que uno hijo más grande haga demasiadas cosas de crianza, ej. cambio de pañales etc. Algo, alguna vez, todo bien. Mucho, no. No sé, no me parece. Es hermano/a y no papá o mamá. Creo también que si bien puede ser díficil, está bueno procurar ser equitativos con todos los hijos. Finalmente me parece que el modo en que los padres eduquen a sus hijos y la influencia que ejerzan en su interrelación, contribuye a que sean más o menos unidos. Desde ya, puedo equivocarme. Saludos Cecilia.-
    pd: el abrazo de un hijo es...sublime.-
    pd: yo tampoco conocía el término "fordista".- Siempre se aprende algo nuevo! Pensándolo, bien, -como todo habrá que ver el contexto-, pero en líneas generales suena feo "producción fordista" aplicado a la maternidad, no?

    ReplyDelete
  21. gracias Cecilia por lo que me decís, me gusta saber que mis palabras pueden hacer bien, y qué bueno tenerte comentando nuevamente por acá, beso

    ReplyDelete
  22. Daniela10:51 AM

    Tengo dos hijos, Tomás y Julia. Los amo, los mimo, los cuido, no los reto!, no me nace directamente porque busco el diáologo en forma permanente. Los respeto, priorizo siempre el buen trato. En definitiva estoy atenta a sus necesidades afectivas y creo que ese es el punto, llegar a su interior. Muchas veces creemos que son sus berrinches son caprichos y no nos damos cuenta que detrás de eso hay algo que ellos nos quieren manifestar, y no saben cómo. quiero estar siempre dispuesta para los dos y me pasa por ahi sentirme mal al no poder hacerlo. Seguramente, el tener un solo hijo debe permitir vivir esa experiencia tan grata de estar sola y exclusivamente para uno.
    Tengo una idea de crianza muy alejada de todas las pautas culturales de hoy en día, educarlos pero sin rigor, sin los famosos límites superficiales. A propósito, alguna leyó el libro del Dr.Gonzalez, Bésame mucho". Lo recomiendo, es hermoso.
    Besos

    ReplyDelete
  23. Daniela, ese libro es genial y ese autor es muy buen interprete de los niños, tiene la posibilidad de ponerse en su piel, y eso a los adultos que criamos cercanamente nos aporta un montón, beso

    ReplyDelete