Saturday, March 07, 2009

pañales

¿Cuántos pañales habremos cambiado ya?,

¿cuántos me quedarán por cambiar?,

¿tendré nietos y les cambiaré pañales?, supongo que antes tendré sobrinitos, ¿tendrá hijos mi hermano?,

¿alguien sabe cuántos cambió?, ¿alguna vez hizo la cuenta aunque sea aproximada?,


alguien que de repente una noche de no poder dormir y no saber qué hacer, pensando de todo un poco alguno se colgó con el tema,

pañales, pañales, pañales,


son como el papel higiénico no puede faltar,

y suerte que vivimos en la era descartable,

cosa que ayuda mucho en el poder no apurar a los chicos para que controlen esfínteres antes de tiempo, ¡qué bueno!

además de los conocimientos, obvio, sobre lo importante que es que cada uno acceda a su tiempo a hacer sus cositas en el baño.

Hay algunos pañales tan lindos, ¿les gustan?

A mi no me jode cambiar pañales, es un re momento también, claro que a veces me agota un poco,

sobretodo cuando parecen sintonizados para necesitarlo ambos a la vez

y qué decir cuando se suma el otro que me avisa desde el baño que "está haciendo caca".

Me acuerdo que cuando era chica les cambiaba los pañales a mis primitos y me parecía lo más,

me sentía grande y responsable, me gustaba hacerlo y mis tías me dejaban y yo practicaba para cuando fuese mamá, cosa que siempre supe que quería ser.

¿Será verdad eso que dicen de que cuando los hijos crecen uno llega a extrañar estas pequeñas cosas?,

detalles de la crianza, delicias de los pequeñitos, como que dejan todo enmigado cada vez que comen una galletita,
o se manchan en el momento más inadecuado, o nos olvidamos la remerita de repuesto siempre el día que más la hubiésemos necesitado,
o justo se les cae el agua en el medio del pasillo cuando estamos con una llamada importante,
o ...

¿Será verdad eso de que "chicos chicos problemas de chicos, chicos grandes problemas de grandes" que te dice la gente como minimizando las dificultades de la crianza de primera infancia?,

en todo caso suena bastante lógico.

Volviendo a los pañales:

¿cambian, cambiaron, imaginan que cambiarán pañales?,

¿quién más lo hace en sus hogares?, ¿con quién comparten la tarea?,

¿los hombres cambian pañales, y qué les pasa con eso?

dale opinen, ayudenmé a pensarlo, compartan experiencias, aporten, hace bien.

27 comments:

  1. Anonymous3:44 PM

    Hola Ximena: Recién leí algo que que me gustó y me acordé de tu blog y varios de tus post. Espero que te guste. En cuanto a los pañalaes, en casa cambiamos los dos (mi esposo y yo).. ni idea el número! jaja -y si bien podría haberselos sacados a mi hija -tiene 2- , prefiero no apurarla. Saludos
    Cecilia

    Por Isabel Allende

    - Siempre que quieren hablar de madres en la televisión muestran mujeres con chicos en los brazos, sonrientes, dulces, cariñosas, sin una pizca de cansancio, espléndidamente maquilladas y a eso agregan maravillosas frases
    de posters..
    - ¡¡Mentiras !!!
    - Las mamás no somos abnegadas amantes del sacrifico y aguerridas
    guerreras que todo lo pueden. -
    - Las mamás lloramos abrazadas a la almohada cuando nadie nos ve, pedimos
    la peridural en el parto y puteamos en 17 idiomas cuando tenemos que poner
    el despertador a las 2 de la mañana para ir a - buscarlos a una fiesta.
    - Cuando les decimos que no se peleen con ese compañerito que les dice
    'enano' o 'cuatro ojos', y les damos toda clase de explicaciones
    conciliatorias, en realidad querríamos tener el cogote del pequeño verdugo
    entre nuestras manos. -
    - Y también pensamos que la vieja de geografía es un mal bicho cuando les
    baja la nota porque no saben cuántos metros mide el Aconcagua que, al final,
    a quién cuernos le importa.
    Pero no lo podemos decir.
    - No es que nos encante pasarnos horas en la cocina tratando de que el
    pescado no tenga gusto a pescado y disimulando las verduras en toda clase de
    brebajes, en lugar de tirar un Patty a la plancha....
    Es que tenemos miedo de que no crezcan como se debe.
    - No es que nos preocupe realmente que se pongan o no un saquito... Es
    que tenemos miedo de que se enfermen.
    - Porque ser mamá no tiene que ver con embarazos, pañales y sonrisas de
    aspirinetas.
    - Tiene que ver con querer a alguien más que a una misma. Con ser capaz
    de cualquier cosa con tal de que ustedes no sufran.
    NADA, nunca, jamás.
    - Ustedes nos hacen felices.... cuando les encantan nuestras milanesas,
    cuando nos consideran sabias por contestar todas las preguntas de los
    concursos de la tele. Cuando vienen llorando a gritos porque se rasparon la
    rodilla y nos dan la posibilidad de darles consuelo y curitas.
    - Cuando recién levantadas nos dicen, qué linda que estás, mamá.
    - Ustedes nos hacen mejores.
    - Nos dan ganas y fuerzas. Nos comeríamos un gurka crudo antes de que les
    toque un dedito del pie. Nos lavamos la cara y salimos del baño con una
    sonrisa de oreja a oreja para hacerles saber que la vida es buena, aunque
    nos vaya como el reverendo... Cantamos las canciones de
    - Chiquititas y vemos Barney y escuchamos a Los piojos y compramos
    Nopucid y repasamos 500 veces la tabla del 2 y arreglamos el carburador para
    llevar a los pibes a fútbol, a inglés, a dibujo, a la psicóloga, a básquet,
    a volley, a danzas, a la casa de la amiga, a la maestra particular, al dentista, al médico, a comprar un pantalón...
    - Y armamos 24 bolsitas con anillitos y pulseritas y tratamos de que la
    torta parezca un Pikachu y nos buscamos otro trabajo y sacamos créditos y
    nos compramos libros y vamos al psiquiatra y al pediatra y a los videos y
    negociamos con los maestros y los acreedores y recortamos figuritas y
    estudiamos junto a ustedes ríos, provincias, las capitales de los países de
    Europa y nos ponemos lindas y nos enojamos y nos reímos y nos salimos de
    quicio y nos convertimos en la bruja y la princesa de todos los cuentos....

    - SOLO Y EXCLUSIVAMENTE PARA VERLOS FELICES.
    - VERLOS FELICES ES LO QUE NOS HACE FELICES. Ojalá
    pudiéramos pegar el mundo con cinta scotch (como el velador que cayó en
    combate en la última guerra de pijamas party), para que fuera un lugar mejor
    para ustedes.
    - GRACIAS POR HACERME SU MAMÁ. GRACIAS POR HACERME TAN
    IMPORTANTE.
    - Gracias, por esas porquerías que hacen en el colegio
    con corchitos y escarbadientes (que casi nunca entiendo para que sirven
    pero guardo religiosamente), gracias por los abrazos, los besos, las
    lágrimas, los dolores, los dientes de leche, las cartitas, los dibujos
    en la heladera, el Amoxidal de tantas noches sin dormir, los boletines, las
    plantas rotas del jardín por jugar a la pelota, por mi maquillaje
    arruinado por ser usado para jugar a la mamá, por las fotos de la primaria.....
    - Son mis mejores medallas. Gracias porque LOS AMO. Y ese, es el amor que
    ME HACE GRANDE...
    - Lo demás, ...es marketing.

    ReplyDelete
  2. Xime
    Me doy cuenta al leer que el tema pañales es de los que menos me molestan en la crianza, bah ni pienso en ese ejercicio, y salvo esas cagadas que no sabés por dónde empezar, me parece lindo. Es un momento lindo para hacer más mimos, para besar la cola de los bebés, me gusta. Claro, nunca me tocó dos con pañales juntos, supongo que eso debe ser más denso...No se, mi tema de hoy es que anoche Bauti se despertó tres veces. Hoy sus hermanos se despertaron temprano y lo despertaron. Tuve un día de mucho cansancio y mucho sueño, y era sábado! y yo miraba las horas para acostarlos...cosa que recién hice. Con mi tecito de la noche pasé por el blog y leí esto, beso, me voy a dormir!

    ReplyDelete
  3. Hijos adolescentes Ximena... No se si es verdad que "hijos chicos problemas chicos, hijos grandes problemas grandes", creo que los hijos son el mejor regalo de la vida, y la vida presenta de por sí problemas. Asumir la responsabilidad de padres implica pañales, biberones, jardin de infantes, piojos, leche derramada, sillones pisoteados, paredes escritas, reuniones de escuela, moretones por la bici, lagrimas de amor, discusiones con amigos, enojos con profesores, salidas a los boliches, horarios a convenir... Que cansa, nos desgasta, nos quita tiempos, nos asusta, nos envalentona, nos emociona... Sin dudas!. Pero es lo mejor que nos pasa en la vida... O al menos es mi sentir... Un beso desde la Bahia.-

    ReplyDelete
  4. A full cambio los pañales y, en esto, tengo poca colaboración. Pero no me jode. Vine también con práctica de mi hermano menor. Creo que también es un momento, a veces de encuentro (como darle besos en la panza cuando la cambio y hacerle payasadas), a veces es algo de la rutina y a veces es un plomazo en el momento menos adecuado (como cuando hace caca justo cuando estás lista para salir, je).
    Me quedé pensando, y cómo sabés cuándo es el momento para que deje los pañales?
    Besos, Xime!!!

    ReplyDelete
  5. Cecilia muy lindo el texto, gracias!!

    ReplyDelete
  6. Vero ¡te re entiendo la sensación de NECESITAR que se duerman!, a nosotros nos re pasa, y lo loco es que después de un rato de soledad hacemos el chiste "y si los despertamos?" como sintiendo que los extrañamos,
    el tema del cansancio es fatal, imaginate que Andi hoy me preguntó re preocupado "¿mami pudiste dormir mejor anoche?", me hizo pensar si no me estaré quejando demasiado,
    besito,

    Sí Lili sí es asi, totalmente como lo decís, gracias, beso

    Charo el tema da para bastante, pero asi rapidito te cuento que siento que el control de esfínteres es algo tan privado y propio que creo que hay que manejarlo con mucho respeto. Uno les puede sacar la teta, el chupete, la mamadera, puede hacer que duerman solos o sentarlos en el cochecito y dejarlos ahí aunque no quieran, pero lo que no podemos hacer es controlar lo que solo ellos tienen que querer y poder controlar, sus esfínteres. Personalmente creo que cuando un niñito está preparado para ir al baño lo manifiesta claramente, cuando hay dudas, mi postura es abstenerce. Puede que en esto sea yo un poco fundamentalista. Pero mi experiencia con Andi fue buenísima, ya te contaré cómo sigo con los otros.
    dá para pensarlo el tema, no?
    besote, gracias por tu interés

    ReplyDelete
  7. A mí me encanta cambiar pañales! Yo también lo hacía de chica con primos. Siento que los cuido, que los mimo. Se me hace super consciente cuánto necesitan de nosotros, que cachorros dependientes son. Lo mismo con el aseo en general. Me encanta bañarlos, trato de hacerlo siempre yo. Es un momento de mucha intimidad. Me gusta verlos cuidados, limpitos (cuando salen de bañarse, después que se ensucien jugando me encanta!).
    No sé cuántos pañales cambiamos, pero seguro te digo que desde hace casi 5 años solo no lo hicimos por 8 meses. Es un montón!!
    Aquí los pañales los cambiamos los dos, y se suman tía y abuelas. Javier jamás se quejó de tener que hacerlo.
    Por supuesto que a veces es incómodo, cuando todo conspira para complicarse: tener que hacer otra cosa y justo ver que se ensuciaron, sentarte a comer y sentir el aroma del postre, jaja!
    Cambiar pañales para mí, es un acto de amor y cuidado.
    Besos Xime!

    ReplyDelete
  8. FELIZ DIA DE LA MUJER...SALUDOS!!HASTA PRONTO!

    TE ESPERO EN EL BLOG....

    ReplyDelete
  9. Pañales!!!!
    Yo también pasé por la experiencia de dos a la vez con pañales, en total 3 chicos, que ya pasaron hace bastante la etapa... y... tengo que confesarlo: no me queda en el recuerdo como algo que fue pesado, engorroso y asqueroso, toooodoooo eso que imaginé desde muy chiquita cuando soñaba con ser mamá algún día. Me trae reminiscencias agradables. Lo único que recuerdo plomazo es que te caiga un cambio de pañales imperioso en un lugar totalmente inadecuado...
    Besotes!!
    ahh Cecilia, re lindo textoo, adoro el estilo de Isabel Allende, me da placer leerla

    ReplyDelete
  10. Mi hija de dos años y 5 meses dejo los pañales en diciembre. Me sentí feliz por ella, porque es un gran paso en su desarrollo. Pero nunca me habia puesto a pensar en que ya no le cambiaría mas los pañales. Nunca me molestó hacerlo y me parece que lo voy a extrañar...

    ReplyDelete
  11. Anonymous2:20 PM

    Hola Ximena...nunca me coloqué a pensar en un promedio de pañales mensuales, pero sin duda eran muchos. Mientras cambié nunca me jodió hacerlo, al contrario, era una instancia más de conocernos, de jugar, distenderse, regalonear. Lo compartíamos a la par con mi esposo. Con los años, son esos pequeños momentos que se pierden y se extrañan. Quizás por eso traté de disfrutarlos mucho.
    La lactancia, los baños, cambio de pañales, de ropa, juegos...uff, pasa tan rápido el tiempo.
    Hoy compartímos otras cosas, pero creo que siempre tendremos esa complicidad de antaño.
    Saludos
    Lorena

    ReplyDelete
  12. pañales ... qué tema !!! No me molesta cambiarlos , al contrario, me gusta, aunque ahora con un año y medio los enanos me hacen hacer acrobacias para que queden bien asegurados. Es tarea que comparto con Ella y ambas lo disfrutamos mucho. La mayoría de las veces cambiamos a los tres con espacio de segundos porque hasta para eso se ponen de acuerdo ya.
    Desde que nacieron los tri hemos usado y cambiado alrededor de 9700 pañales!!!!!!!!!! Una verdadera fortuna. Por el dinero gastado y por la suerte de haber aprovechado para mimarlos a cada uno, en cada una de las veces. Besos grandes , te queremos mucho aunque no te lo digamos seguido.

    ReplyDelete
  13. Si habré cambiado pañaés! Los primeros descartables eran unos Duffy´s que el paquete te ocupaba el carro del supermercado entero! y no hablo de la época de la colonia...En un momento de hiperinflación (Alfonsín y la de tu hermana) no pude comprar más pañales descartables x q eran carísimos y además no había (desabastecimiento del orto) y es mucho laburo lavar pañales. Aunque tenía su gracia secarlos al sol. Me sentía un toque Laura Ingalls. El papá de mis chicos siempre cambió pañales a la par mía. Nunca fue un tema. A Olita no le cambié muchas veces los pañales porque acá hay tías que me la prestan poco. Ya no usa más. A Vicente casi tampoco.

    Y de repente, un día Xime, te das cuenta que los llamás así "chicoos vamoooosss, pónganse las camperaaaaas" Y VIENEN! Ese día, te lo juro, te cambia la vida.

    Empieza otra. No sé si chicos chicos problemas chicos. Chicos de distintas edades, problemas diferentes. Yo los disfruté de cachorros, y ahora, con todo lo que implica tener adolescentes, los disfruto bocha también. La edad de mis chicos es súper enriquecedora. Son alucinantes. Y agotadores.

    Un beso grande

    l.

    ReplyDelete
  14. INCREIBLE !!!! TODA LA VIDA ME DIJE QUE YO LA CACA DE OTRO NO LA TOCABA Y AHORA ME ENCUENTRO CAMBIANDO PAÑALES DE LO MAS BIEN Y LO QUE ES MEJOR, LA CACA DE MI JUANI NO HUELE MAL, ES LA MEJOR DEL MUNDO.
    CAMBIAMOS PAÑALES GATO Y YO Y TAMBIEN FLOR, PERO NADIE MAS, PORQUE PARA MI ES ALGO PERSONAL Y NO TODO EL MUNDO PUEDE ANDAR CAMBIANDO LOS PAÑALES DE MI GORDA.
    CALCULANDO UN POCO A MI ME DAN 5500 PAÑALES EN 3 AÑOS, OBVIAMENTE PARA UN SOLO BEBE....ES UNA ENORMIDAD !!!!!!!!!!!!! PERO VALE LA PENA EL GASTO....
    UN BESOTE.
    MONI.
    ( ME HICISTE ACORDAR A EL PRIMER DIA QUE CARGUE A JUANA EN UNA MOCHILITA TIPO WAWITA PARA IR A PASEAR. UNA VEZ LAS DOS LISTAS, COMENZO A VOMITARME TODO ...UN DESASTRE, UNA RISA...MUY DIVERTIDO, PARECIA DE COMEDIA )

    ReplyDelete
  15. Hola Xime,
    Coonfieso que al principio me resultaba un poco chocante cambiar los pañales, sobre todo con las primeras ingestas de comida que cambian radicalmente el olor de la deposición.
    Pero andando el tiempo, con la práctica y el pensamiento recurrente que cambiar pañales es un acto de amor y delicadeza, cambié por completo mi actitud.
    Yo le calculo unos 6 a 7 pañales por día pero cambiando de marca, los babysan para la noche los huggies durante el día.
    Una acotación curiosa que me llamó la atención, estuvimos de vacaciones en Uruguay y descubrí asombrado que no se usa el óleo calcáreo, sencillamente no existe, lo conocen pero no lo usan.

    ReplyDelete
  16. Yo detesto cambiar los pañales fuera de casa! Acerca de a quíén le corresponde hacerlo hay un capítulo muy bueno en el libro de Clara Coria, Las negociaciones nuestras de cada día. Ella se refiere al espacio psíquico que ocupa la tarea de cambiar pañales, no sólo al tiempo concreto, sino a cómo nos baja en cierto modo la capacidad intelectual y propone que no demos por sentado que es sólo tarea nuestra.
    A mí me ayudó hablarlo más claramente con mi marido, aunque él nunca tuvo problemas en ir a la par, y hasta a veces más que yo.

    ReplyDelete
  17. ¡¡buenísimos los aportes, mil gracias!!

    ReplyDelete
  18. Xime,
    Ayer me super acordé de este post. Estábamos a full preparando la casa para festejar el primer año de Luz. Ya casi terminado, la dejo bañadita, en pañales, jugando y viendo un video. Por supuesto, el living estaba todo acomodado, ordenado, divino. En un instante, la encontramos, sin pañal, disfrutando de patinar en el charco de su pis. BUENÍSIMO!!!

    ReplyDelete
  19. Fui el único varón ?
    Qué pasa padres ?

    ReplyDelete
  20. ¡¡muy bueno Charo!!
    FELIZ FELIZ CUMPLEAÑITO, te mando un beso grande,

    Goolian es que vos amigo sos un hombre especial, siempre lo dijimos, besito

    ReplyDelete
  21. hola Xime...en cuanto a los pañales a mi me encanta ese momento...es como un tiempito para parar hacernos mimos y hasta tenemos la cancion para cambiarlos que es: limpiar, limpiar la colita limpiar y poner poner el pañal pañal. jejej
    me hiciste reir con lo que contas de que cuando estan en pareja y tranquilos hacen el chiste de despertarlos,...jaja nosotros hacemos exactamente lo mismo...cuando salimos solos la re extrañamos, esta buenisimo eso!
    bueno xime besito grande!! y a seguir cambiando pañales!!

    ReplyDelete
  22. HICE LA CUENTA!!
    6 pañales por dia en una semana son 42 cambios en un mes 168 y en un año 2016...yo los cambio hace 2 años asique voy 4032 cambios!!! un monton no??

    ReplyDelete
  23. MARCE8:01 AM

    Hola Xime!
    Dante ya tiene 4 añitos ,Tomàs 10 !!!
    Amè cambiarlos!!!HASTA CUANDO ESTABA AGOTADA DE CANSANCIO...
    son momentos que se extrañan ...tanto...
    Mis hombrecitos van creciendo
    Los amo taaaaaaaaaaantooooo
    Yo usaba los FANTASTICOS "BABYSAN"!!!
    VIOLE TAMBIEN LOS USA
    DESCUBRIRLOS FUE GENIAL PORQUE SON DE RE BUENA CALIDAD Y EL PRECIO TAMBIEN
    LOS COMPRABA EN JUMBO
    UN ABRAZO LINDA MAMA!!!
    YA EMPEZASTE LOS GRUPOS?

    ReplyDelete
  24. Hola XIme,
    Con Lautaro, que ahora ya tiene 4 y medio y nos grita desde el baño, la tarea siempre fue compartida, tuve el ¿placer? de cambiarle su primer caca en el hospital, y luego cada vez que pude hacerlo, con respecto a cuantos.. creo que en algun momento hicimos esa cuenta pero ya no me acuerdo, en unos meses arrancamos de vuelta.. voy a tener en cuenta el post para sacarte la cuenta...
    Aca hay un padre mas..
    Saludos,
    Diego

    ReplyDelete
  25. qué grande Diego, de mis primeros seguidores, un placer que comentes por acá,

    Euge qué lindo saber que les pasa lo mismo,
    me impresionó la cuenta, guau!

    Diego y Euge ambos futuros padre y madre de segundos hijos, felicitaciones!

    Marce disfrutá del fin de la etapa que también está bueno,
    sos muy amorosa,
    los grupos se están armando,

    besos

    ReplyDelete
  26. Hola!!! Que lindo todo lo que contas y lo que te cuentan!!!! Yo no se cuantos pañales llevo en estos casi 11 meses de madre, si lo comparto con mi marido y lo disfruto un monton!!! Aunque a veces es un garron cuando estas por salir a la calle, ya tenes todo listo y justo hay que cambiarla!!! Pero bueno, toda rosa tiene su espina!!!! Besos!! te leo siempre y me encanta aunque estoy en deuda con los comentarios!!!

    ReplyDelete
  27. Y sí, cambié pañales, supongo que cambiaré muchos más...
    Hace poco dejé de hacerlo...
    calculando... 3 años y un poquito más... promedio 6 por día, porque al principio 8 pañales por día, después6, después 4... pero para promediar...
    mmmm...
    más de 6500 pañales...
    Guau!!! qué numero se hace!!!
    Y mi marido sí cambió pañales, yo más, pero el ayudo bastante.

    Besos.
    Siempre te leo.

    ReplyDelete